Transportistas quieren ser declarados sector vulnerable ante coronavirus

La crisis por la pandemia del nuevo coronavirus también tiene un gran efecto económico en el sector del transporte. Choferes y socios solicitan que el Gobierno los declare grupo vulnerable frente a la emergencia sanitaria.

Ya es aproximadamente un mes que los transportistas de Otavalo y de la provincia enviaron un oficio al Gobierno Nacional, donde plantean esta inquietud.

Ángel Hinojosa, secretario general del Sindicato de Choferes de Otavalo, explicó que a partir del 17 de marzo que el Gobierno Nacional decretó el estado de emergencia, se encuentran en total paralización de la transportación intra e interprovincial del país.

Hasta hoy aseguró que son 50 días parados totalmente. “Nuestros conductores y los transportistas en general, ya muestran síntomas de desesperación por las deudas que se tiene en cuanto a la adquisición de unidades (pagos de tarjetas de créditos, pagos patronales con el Seguro, pagos con el SRI). No se tiene ningún pronunciamiento por parte del Gobierno Nacional ante nuestra clase”, dijo.

Hinojosa también indicó que han enviado oficios a la Agencia Nacional de Tránsito, Ministerio de Transporte y a la Presidencia a través de la Fenacotip, donde solicitan formalmente que se declare en estado de emergencia a la clase de la transportación.

Sin embargo, se estima que en junio o julio el transporte vuelva a operar con menos del 100 % de la capacidad de pasajeros.

Preocupación
Manuel Dueñas, presidente de la Cooperativa Los Lagos, también mencionó que al inicio de la emergencia sanitaria implementaron la desinfección en las unidades y se les entregó además, insumos de bioseguridad a los choferes y controladores.

De la misma forma, señaló que existen varias pérdidas a nivel económico y familiar, “nosotros somos lamentablemente, uno de los sectores más afectados en vista de que dependemos del pasaje, del trabajo diario de nuestras unidades. Trabajamos y ganamos el día a día”, agregó.
Además, manifestó que piden al Gobierno que se les declare grupo vulnerable, ya que una vez que la emergencia sea superada se reactivará el transporte pero sin llenar los buses.
Dueñas también añadió que la dura situación son los pagos de letras de créditos que superan los 1 000 dólares.