Transportistas hacen llegar sus pedidos al Gobernador de Imbabura

Representantes de los transportistas, principalmente de la modalidad de servicio interprovincial llegaron ayer hasta la Gobernación de Imbabura con la finalidad de entregar un pliego de peticiones que esperan sean analizada y escuchadas en primera instancia por el representante del Ejecutivo en la provincia y posteriormente recibir una respuesta de las instancias nacionales.

El Gobernador.
Los dirigentes de la transportación fueron recibidos en una comisión por el Gobernador de la provincia, Álvaro Castillo. “Las decisiones que adopta el COE nacional entiendo yo son producto del asesoramiento de las diferentes instituciones que conforman la plenaria del COE”, dijo Castillo.

“Si ustedes tienen deudas con la casa comercial, ahí si se dificulta el tema, porque las regulaciones de la junta monetaria son claras y precisas, entonces el Estado no puede regular los créditos que mantengan entre particulares. De la reunión que tuvimos en Otavalo yo inmediatamente puse una carta al gerente nacional del Banco de Fomento, planteando la alternativa del famoso canje de deuda, y que se pueda aliviar en algo el valor de la cuota mensual”, dijo el Gobernador.

Como un antecedentes.
Cuando los cantones pasaron al color naranja se autorizó el transporte urbano e interparroquial. La ocupación por unidad se determinó como máximo el 30%. Y con el color verde se habilitará el transporte urbano, interparroquial e intercantonal. La ocupación por unidad, en esa etapa, será máximo del 50%.

El COE dispuso que, así como en la cuarentena, durante la fase de distanciamiento social queda prohibido el transporte interprovincial de pasajeros. No así el transporte institucional, pesado y taxis ha funcionado de manera intermitente durante la etapa de aislamiento. Pero mientras estos lineamientos se sigan cumpliendo los transportistas interprovinciales se sienten perjudicados porque mientras todos ya se reactivan ellos continúan a la espera.