Transportistas están preocupados por sus unidades paralizadas

El transporte de servicio público urbano, a excepción de los taxis que de forma irregular han estado prestando sus servicios en Ibarra se encuentra paralizado a consecuencia de la emergencia que vive el Ecuador y el mundo.

En la Ciudad Blanca los buses de las dos cooperativas de transporte urbano, tanto de la 28 de Septiembre como de la San Miguel de Ibarra se encuentran en los garajes o en las viviendas de sus propietarios, paralizados.

A decir de la gerente de la Cooperativa 28 de Septiembre, Diana Estévez, al momento no se puede cuantificar la pérdida que ha generado y sigue generando esta emergencia en este sector de la transportación urbana.

“Nosotros hemos optado por refinanciar las deudas de la mayoría de socios, y que tenían cuotas pendientes con entidades financieras. Pero claro no sabemos aún cuánto es el monto en pérdidas hasta el momento. Y cada uno de los socios está viviendo con los ahorros que cada uno tenía o ayuda de familiares y otras personas”, dijo la gerente de la cooperativa.

Esperan una salida.
Luis Palacios, presidente de la Cooperativa 28 de Septiembre, dijo que esta emergencia les tomó por sorpresa a todos. “Estamos en una situación muy compleja, atrapados sin saber qué hacer. “Un 75% de socios estaban cambiando de unidades, y por tanto estos compañeros tenían que pagar 1 400 dólares mensuales. El resto son unidades del 2010, 2011 y que sus dueños están también con deudas en cooperativas, y por tanto esperamos que luego que pase esto hayan disposiciones por parte del Gobierno. Esperemos que nos reprogramen las cuotas de marzo, abril y mayo, ya que no podemos ir a la central de riesgos por estos motivos”, dijo el representante de la cooperativa de transportes urbanos, ayer, a Diario EL NORTE.

Criterio nacional
Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros (Fenacotip) sostuvo que la decisión de paralizar el servicio es dura, pero que lamentablemente las unidades de transporte son medios que facilitan la propagación del coronavirus y que hay que acatar la disposición gubernamental.
Sin embargo, a inicios de este mes seis de las unidades fueron chequeadas y retenidas por el personal de la ATM en la avenida Perimetral, cerca de la Universidad del Pacífico; otras seis fueron retenidas en la avenida Casuarina, sentido Sur – Norte; y en las calles José de Antepara y Manuel Galecio, fueron cinco buses. Todos estos vehículos fueron trasladados a los Centros de Retención Vehicular porque se encontraban incumpliendo las disposiciones.