Transportistas de Carchi esperan una nueva reunión por tema “anillo vial”

Ibarra. Los conductores de las unidades de transporte de Carchi que deben desviarse desde el ingreso norte, sector el camal, para transitar por todo el anillo vial, aún continúan con su inconformidad.

Ayer, protagonizaron una medida de hecho para defender a sus pasajeros, según lo establecieron.

En la mañana. La reunión de transportistas y pasajeros que llegaron desde Tulcán, tuvo lugar desde las 06:00. Su protesta era clara y no querían acceder a la disposición planteada por el Municipio de Ibarra en donde se establece que los buses con la ruta Tulcán – Quito o viceversa, tendrán dos paradas. La primera en el sector del Camal y la segunda en Chorlaví.

Tras la llegada de miembros policiales los ánimos empezaron a enardecerse pero finalmente los transportistas aceptaron la presencial de los gendarmes y las horas transcurrieron de forma pacífica.

Reunión. La jornada transcurrió con una reunión con Andrea Scacco, Alcaldesa de Ibarra, quien explicó la normativa y escuchó a los dirigentes. Al finalizar, se determinó una nueva reunión que se llevará a cabo este viernes. Sin embargo, los ánimos no se habían calmado y al continuar con la medida de hecho, Juan Manuel Mantilla, gerente de la Empresa Pública de Movilidad (EPM), ingresó a la Fiscalía una denuncia.

Denuncia. Miguel Macay, jefe operativo administrativo de la EPM, explicó que el artículo en el que se basaron para colocar la denuncia es el 346 del Código Orgánico Integral Penal en donde se determina la paralización del servicio público. “Todo ciudadano que altere o paralice los servicios públicos de transporte será sancionado con una pena privativa de libertad”, dijo y añadió que podría ser superior a un año.

Reunión de la tarde. Finalmente, en la tarde los transportistas mantuvieron una nueva reunión para identificar las medidas que iban a tomar.

Fue en horas de la tarde que Armando Chulde, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte de Pasajeros del Carchi, dijo que se quedó en entablar diferentes mesas de diálogo porque prácticamente no está clarificada la ordenanza y tienen que ver la posibilidad.

“El viernes tenemos una reunión y cualquier cosa estaremos pendientes”, dijo.

Dio a conocer que momentáneamente van a ocupar el anillo vial y les garantizaron que no van a poner sellos. “Lo que queremos es que haya equidad tanto en Imbabura como en Carchi. Nosotros no somos los afectados. Los afectados son los usuarios que tienen que coger un bus urbano o un taxi”, dijo.

Explicó además que un gran porcentaje de carchenses viven en Ibarra por lo que esta también es su preocupación y detalló que buscarán a un abogado constitucionalista para ver hasta dónde pueden llegar.

Pasajeros. Julio Imbacuán fue uno de los usuarios de estas unidades de transporte que llegó para apoyar la decisión. “No piensan en las personas que llegan, por ejemplo, para acceder a los servicios del Seguro. Se quedan muy lejos y deben caminar mucho. Lo mismo pasa con las personas que tienen sus casas o lugares de trabajo lejos de las paradas. Deben coger buses o taxis y quién paga ese rubro. Es algo perjudicial para nosotros”, opinó.

A la espera. Mientras llega el día de la reunión, los buses cumplirán con lo dispuesto y las personas que desean tomar estas unidades deben acudir a las dos paradas que previamente se han establecido.