Transporte escolar dio un ‘Pitazo contra la banca’

Alrededor de cien unidades de transporte escolar participaron en el denominado ‘Pitazo contra la banca’ que recorrió ayer las calles de la ciudad.

El objetivo.
“La marcha tiene un solo objetivo. rechazar el acoso que tenemos por parte del sistema financiero”, explicó Patricio Moreno, representante del transporte escolar e institucional del cantón.

Según el dirigente, este sector de la transportación pública ha sido el más afectado por la emergencia provocada por la pandemia mundial. “a diferencia de otras modalidades de transporte que por lo menos uno, o dos días a la semana están trabajando, nosotros estamos en la desocupación total”, explicó Moreno.

La protesta.
Las unidades de transporte escolar se concentraron en el parque San Sebastián en horas de la mañana.

Una vez organizados, la marcha dio inicio por las calles de la ciudad y recorrió todo el centro de la urbe, especialmente el sector donde funcionan las instituciones financieras.
El recorrido concluyó en la calle Sucre, frente al hospital San Luis de Otavalo.

Durante el recorrido, varios ciudadanos aplaudieron esta protesta considerando que el sector financiero no ha sido solidario en la emergencia.
Ellos no pierden ni un centavo. Quieren hacer negocio con la emergencia puesto que ya están cobrando las deudas incluido intereses y nosotros recién queremos empezar a trabajar en pleno semáforo rojo”, dijo Esteban Ruiz, habitante de la ciudad.

Transporte escolar
La suspensión de clases presenciales es el principal inconveniente que tiene este gremio de transportistas. “A nivel nacional somos 14 mil unidades de transporte, de ellas, unas 1500 están trabajando, aprovechando el sector institucional, pero en nuestra provincia no hay donde ofertar este servicio. Nuestros compañeros trabajaban en instituciones de educación y la suspensión de clases nos ha dejado en la desocupación”, explicó.

Deudas en la banca
A finales del año 2019, muchos de los ciudadanos tuvieron que adquirir nuevas unidades a través de préstamos. “Nos endeudamos para brindar un mejor servicio pero nos vino esto que fue inesperado. Estamos comprometidos con la banca. Si no tenemos trabajo no sacamos nada prorrateando las deudas por dos o tres meses más”, explicó César Sánchez.