Transportaba 110 paquetes de cripi

Un ciudadano que conducía un automotor Mitsubishi Montero, fue arrestado ayer en la mañana por Agentes de la Unidad de Antinarcóticos de  la Policía Nacional, en la Panamericana en el control integrado de Mascarilla.
El vehículo, un Montero de placa GFP-362, que conducía el detenido, domiciliado en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, transportaba 110 paquetes de cripi en un compartimiento oculto tipo caleta que fue adecuado en el techo del carro.
Este hombre de raíces afro, que se dirigía hacia la ciudad de Quito fue requerido por los agentes policiales en el control de Mascarilla ayer a las 10:00. Al momento en que los agentes policiales procedían a la inspección del automóvil, encontraron que el techo el automotor presentaba una altura más de la normal.
El automotor fue llevado hacia los patios de la estación policial que queda junto al control, hasta donde llegó un equipo de la Policía Judicial, Criminalística, CRAC y Antinarcóticos.
Por varias horas intentaron descubrir el sitio por donde ingresaron la droga a la caleta, para lo cual hicieron perforaciones en el auto, hasta que localizaron la abertura que estaba en la parte trasera del techo. En la inspección que se hizo, se extrajeron del compartimiento oculto 110 paquetes con la droga de la especie denominada cripi.
El supuesto responsable de la droga, dijo que se dirigía a Quito y desconocía la presencia de los paquetes en su auto. El hombre será remitido al Ministerio Público por suponerlo responsable del delito de posesión y tráfico drogas.  
Un oficial de la Jefatura Antinarcóticos, explicó que se trata de tráfico para consumo interno.

OTRO CASO
En este mismo sitio de control, el sábado a las 16:00, cuando los agentes de la Jefatura Antinarcóticos, revisaban a los pasajeros de la unidad de Pasajeros de la Cooperativa San Cristobal, detectaron a un hombre cuyo destino era Huaquillas, que en la mochila de su propiedad entre sus pertenencias llevaba 2 mil 980 gramos de marihuana.
El hombre su privado de su libertad y puesto a órdenes de la autoridad respectiva. La lucha contra el tráfico de consumo interno continuará y se solicita a los ciudadanos denunciar si conocen  donde se expden sustancias sujetas a fiscalización. La línea segura para la denuncia es el 1800 drogas.