Trabajarán en casa si la autoridad aprueba

pag2Maestros imbabureños ven positiva la reforma a la Ley Orgánica de Educación Intercultural, aprobada el martes por la Asamblea Nacional. Los docentes pasarán seis horas en el plantel y las otras dos horas podrán realizar su labor desde su casa, sin embargo un acuerdo entre docentes y la máxima autoridad del establecimiento, será quien determine si los maestros pueden o no irse a la casa a terminar su trabajo.

LA LEY

Una de las reformas es que desde este año lectivo, los maestros deberán permanecer durante seis horas en el plantel educativo y las otras dos horas deberán trabajar desde su casa. Así cumplirán con una jornada normal de 40 horas, de lunes a viernes, como lo dicta la ley. El presidente de la Comisión de Educación, Raúl Abad enfatizó que la reforma no es fruto de la casualidad y que se la “realizó en función de criterios que los asambleístas recogieron en reuniones en territorio con maestros, padres de familia, estudiantes, funcionarios y autoridades del Ministerio de Educación”.

RED DE MAESTROS

Para Olga Piñeiros, coordinadora provincial de la Red de Maestros de Imbabura, el tema es positivo. “Se hace realidad una lucha de la Red de Maestros”, dijo la dirigente y actual rectora de la Unidad Educativa San Roque. Piñeiros considera que mediante un diálogo con la autoridad del plantel y los maestros, se podrá llegar a un acuerdo para determinar si los docentes pueden realizar sus dos horas finales de labores en el plantel o en su casa. Sin embargo, señaló que por lo menos dos días a la semana el docente que vaya a cumplir sus actividades complementarias, en su casa, deberá permanecer en el plantel, sobre todo para cumplir lo que es la recuperación pedagógica y la atención a los padres de familia. En el lapso de las dos horas el docente deberá preparar el material didáctico, calificar pruebas, entre otras actividades. La evaluación de que se cumplan estas actividades está a cargo del vicerrector del establecimiento. Marco Paúl Monroy, director distrital 10D001 de Educación en Imbabura, dijo que por el momento prefiere no dar declaraciones al respecto, “voy a esperar que se publique esta reforma en el Registro Oficial, para luego emitir un criterio”, reiteró.

PADRES DE FAMILIA

“Yo creo que está bien, pero por otro lado no todos los maestros van a trabajar igualmente en su casa que como lo hacen en un establecimiento. Debe existir algo para controlar, debería haber un sistema informático que vigile eso”, dijo María Eugenia Cisneros, madre de familia. Otra de las reformas se realiza en el Art. 113 que indica que el escalafón docente estará conformado por siete categorías que irán desde la G hasta la A. Eliminado así las tres categorías más bajas del escalafón (H,I y J). En concordancia con esto, se menciona que los docentes que se encuentran en las categorías H e I de la carrera docente, serán ascendidos directamente a la categoría G del escalafón. Con esto más de 12 000 docentes se beneficiarán con mejores salarios. Además se establece que la categoría general de ingreso al Magisterio Nacional sea la G para todos aquellos profesionales con Educación Superior y, ya no es un requisito que el título esté relacionado con la docencia.