Trabajan para su protección

seguridadOTAVALO. María Eugenia Cuyago salió corriendo asustada desde su casa. Los vecinos iban presurosos de un lado al otro y el ruido de la sirena la impresionó más.Era un simulacro de robo, del que aún no estaba enterada y que los integrantes de la UPC  (Unidad de Policía Comunitaria) de Punyaro lo desarrolló en el barrio Marco Proaño Maya.

Barrio seguro.  La UPC de Punyaro es la pionera en realizar trabajos de campo con la comunidad y enseñar cómo se tienen que preparar para ahuyentar a algún antisocial que pretenda apropiarse de lo ajeno en los barrios.
Los integrantes del UPC de Punyaro les brindaron charlas de cómo deben organizarse y qué deben adquirir para tener un “barrio seguro”.

Crear cultura. El “Barrio seguro” son organizaciones  agrupadas, lideradas por la Policía Comunitaria con el fin de crear una mayor cultura sobre la seguridad,  explicó el cabo primero, Wilfrido Jiménez.
“El objetivo es alcanzar estándares de convivencia segura entre los integrantes de la comunidad y quienes viven a su alrededor o visitantes” agregó el cabo segundo, Édison Andrade, al indicar que los moradores deben instalar varias alarmas.