Trabajadores exigen firma del contrato colectivo

altIBARRA. “Necesitamos que el Gobierno Provincial de Imbabura  cumpla con el contrato colectivo de los trabajadores, por eso nos hemos visto obligados a paralizar nuestras actividades como medida de presión para que el Prefecto cumpla con lo que solicitamos”, dijo Armando Valencia, operador de equipo caminero del Gobierno Provincial de Imbabura, GPI.

 Protesta. El lunes, desde las 08:00, 150 trabajadores del GPI paralizaron totalmente sus actividades, según dijeron, para exigir sus derechos y la firma del contrato colectivo.

Byron Celi, secretario general del Sindicato de trabajadores del GPI,  dijo que solicitaron al Prefecto que no demore más la firma del contrato colectivo. “Hemos esperado ya casi un año. Nunca hemos tenido problemas con ningún prefecto y mucho menos paralizamos nuestras actividades,  para reclamar un derecho, esta protesta es la respuesta a la negativa que nos han dado”, enfatizó. Celi explicó que en el año 2009 tampoco negociaron un contrato colectivo y que asumen con responsabilidad la paralización.
Los trabajadores tienen presentado un documento desde el 6 de junio del año 2010, con el cual no llegaron a un acuerdo por lo que  presentaron un reclamo laboral en septiembre de 2010.

 Respuesta. “Nos sentimos muy sorprendidos   con la paralización porque independientemente de ello estamos viviendo una emergencia en Imbabura”, expresó el prefecto de Imbabura, Diego García.
Añadió que la toma de los talleres es ilegal porque “no hemos sido notificados por el Ministerio de Relaciones Laborales;  estamos esperando que se pueda hacer un debido proceso y será ahí cuando se dé una solución definitiva al tema del contrato colectivo”, aseguró.
García explicó que la Ley le da la oportunidad de que si los trabajadores siguen en la medida, el GPI podrá contratar a terceras personas hasta que dure la paralización y en función de la decisión que tenga la autoridad laboral proceder apegado a derecho.
“Desde el 2003 no se ha firmado el contrato colectivo, en el 2008 se hace una revisión de un acta del contrato colectivo, la voluntad nuestra es de que sí se tenga un contrato colectivo pero nosotros en todo el proceso de negociación no nos pusimos de acuerdo, entonces el sindicato de trabajadores demando al Ministerio de Relaciones Laborales.
La voluntad nuestra es firmar un contrato colectivo, pero bajo la demanda que se hizo por parte del sindicato al Ministerio de Relaciones Laborales nosotros tenemos que esperar el debido proceso, porque si existe un limite de tiempo lo que tenemos que hacer es cumplir”, finalizó García.
Frente a todo lo sucedido el Gobierno provincial ratificó el compromiso con la ciudadanía de laborar con su maquinaria y vehículos en los sitios afectados por el invierno.