Un total de 333 perros callejeros serán esterilizados en 120 días

Hasta el 10 de septiembre, 132 mascotas, perros y gatos, han sido intervenidas por un proyecto de control de natalidad que está ejecutando el municipio de Otavalo en las zonas urbanas y rurales del cantón.

La iniciativa está enfocada a esterilizar animales callejeros y apoyar con esta intervención quirúrgica a mascotas cuyos propietarios de escasos recursos económicos de las zonas rurales y barrios periféricos.

Realidad preocupante
“Durante la pandemia hemos visto que el número de perros callejeros ha aumentado. Parece que los propietarios se cansaron o creyeron que los perros o gatos pueden ser transmisores del virus y los abandonaron. Se debe hacer una campaña más fuerte de socialización de las ordenanzas que protegen a la fauna urbana, especialmente a perros y gatos”, dijo Mercedes Barrera, habitante de la ciudad.

La responsable del área de fauna urbana y educación ambiental de la dirección de Gestión Ambiental del municipio de Otavalo, Ruth Carvajal, coincide con el criterio de la ciudadana y manifestó que el abandono de mascotas sí se ha incrementado durante la emergencia sanitaria.

“Hemos encontrado perros en estado muy vulnerable y hemos intervenido con el proyecto, inmediatamente”, señaló.

Sitios de intervención
Con el proyecto se ha intervenido a mascotas que fueron encontradas en la ciudadela Yanayacu, los barrios de Montserrat, Punyaro, San Juan, El Empedrado, El Socavón, La Florida, parque Bolívar, mercado 24 de Mayo y el mercado de animales. En las zonas rurales, el proyecto ha sido ejecutado en la comunidad Yacupata, Peguche, Pijal, Agato, Ilumán y en la parroquia Eugenio Espejo.

Luego de su captura, los animales son trasladados hasta una clínica con la que, según la funcionaria municipal, la institución adquirió servicios veterinarios. “El proyecto tiene un presupuesto aproximado de 7 mil dólares con un plazo de 120 días para su ejecución en las que se esterilizará a 333 mascotas”, aseguró Carvajal.

En las calles de la ciudad se ha visto a personas indigentes acompañadas de mascotas. En la esquina de las calles Quiroga y Sucre, un adulto mayor que en días anteriores fue agredido por personas desconocidas, siempre está acompañado por dos perros.

La semana pasada, en la calle Atahualpa, sector terminal de buses, una mujer, también adulta mayor, caminaba junto a 10 canes que ‘protegían’ a la anciana, mientras ella pedía limosna en los locales de este sector.

“Mediante la página de Facebook de la Dirección de Gestión Ambiental hemos tenido solicitudes de la ciudadanía. Por este medio pueden enviarnos fotografías para ubicar al perro o gato y de esta manera, nosotros poder ubicarle y esterilizarle”, dijo la funcionaria.