1,6 toneladas de droga se han incautado en Imbabura durante este 2021

IBARRA.- La guerra contra el consumo, venta, transporte y almacenamiento de sustancias estupefacientes, es uno de los principales objetivos de la Policía Nacional en Imbabura.

Durante este año se ha logrado sacar del mercado 1’615 413,5 kilos de diferentes tipos de droga durante operativos de rutina, intervenciones planificadas tras intensas investigaciones y allanamientos urgentes, ejecutados por los miembros de la Jefatura de Investigación Antidrogas de la Subzona Imbabura y la colaboración de todas las unidades que trabajan para erradicar este delito, desde diferentes sectores.

Hasta el último sábado, la unidad policial informó que se han desarrollado 145 operativos en toda la provincia, logrando judicializar a las personas que han sido encontradas en posesión de estupefacientes. Ángel Vásquez, titular de esta jefatura, informó que se han sacado del mercado un total de 11 714,7 gramos de cocaína, 810 366,8 gramos de marihuana, 16 798 gramos de heroína, 776 534 gramos de clorhidrato de cocaína y una tonelada de cloruro de calcio.

Estos resultados han sido posible por el arduo trabajo que realizan los agentes investigativos; la Unidad Nacional Canina (UNAC), en el Control Integrado de Tababuela; la Unidad Nacional Especial Móvil Antinarcóticos (UNEMA) en San Jerónimo; el servicio preventivo; y la Policía Comunitaria, quienes no han escatimado esfuerzos para sacar del mercado millones de dosis de alcaloide, que tanto daño le hacen a nuestra sociedad”, dijo.

Vásquez además comentó que la labor es conjunta, porque para iniciar con las indagaciones, reciben la información entregada por los moradores de los sectores a la Policía Comunitaria, quienes están al pendiente de la seguridad en los distintos barrios. “Han sido nueve investigaciones previas ejecutadas que dejaron como resultado la desarticulación de cinco organizaciones delictivas, dedicadas al microtráfico en diferentes sectores”, agregó el oficial.

En total han sido 145 casos los resueltos en torno al tráfico de drogas en la provincia, que han dejado como saldo la aprehensión de 179 personas, quienes han sido puestas a órdenes de la autoridad competente.

En los operativos que se han ejecutado en las diferentes carreteras y vías de tercer orden, los detenidos que se han identificados como ‘mulas’ del narcotráfico, en su mayoría, son de procedencia extranjera, quienes han sido reclutados en la frontera norte y, a cambio de cantidades de dinero, han intentado burlar los controles policiales, siendo detenidos en flagrancia y recibiendo la orden de prisión preventiva, a miles de kilómetros de su ciudad de origen.

La misma realidad viven sus coterráneos, que a cambio de réditos económicos, aceptan comercializar pequeñas dosis de estupefacientes, y son descubiertos en inmuebles y sitios públicos.

Este delito está enmarcado en el artículo 220 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), en donde se ha contemplado que los involucrados deben ser sancionados por mínima, mediana, alta y gran escala, según la cantidad de droga que sea encontrada en su poder, por lo que las penas privativas de libertad van entre los dos meses y los 13 años, además de altas sanciones económicas.