Toman medidas de prevención

altIBARRA. Son más de 40 días desde que ocurrieron los deslaves en Ibarra y poco ha cambiado el panorama en los sitios afectados por el aluvión,  frente a eso las instituciones se ven obligadas a tomar medidas de prevención con el objetivo es evitar situaciones que produzcan consecuencias nefastas como las vividas en los últimos seis meses.

  Desastres. Las casas afectadas en Tanguarín están abandonadas y los moradores siguen pidiendo la protección de las autoridades, Elvia Lomas dijo “dejan pasar el tiempo las autoridades con sus ofrecimientos  y se olvidan de nosotros”.
El prefecto Diego García es quien lidera la coordinación de la emergencia a nivel provincial con los diferentes gobiernos autónomos descentralizados.
García, dijo “lo que hemos hecho es trabajar de manera articulada con la ciudadanía, esto implica elaborar planes para que los recursos del Gobierno Nacional puedan fluir, tenemos presentados los proyectos en la Secretaría de Riesgos por 4 millones 128 mil dólares”, sin embargo explicó el prefecto será dificil que el dinero llegue sin una articulación provincial por los bajos presupuestos de los gobiernos autónomos descentralizados.
 

Por el momento la maquinaria y el personal del Gobierno provincial trabajan en más de 20 frentes en toda la provincia, el Municipio por su parte suscribió un contrato para el estudio definitivo de la solución de las inundaciones.

  Taller. Luego de los desastres naturales ocurridos el GPI buscó una explicación técnica con el  Taller sobre “Riesgos Naturales que afectan a la provincia de Imbabura”.
Carlos Aulestia del Cuerpo de Bomberos, dijo “buscamos concienciar a las personas sobre la importancia de estar prevenidos ante un desastre,  para tener un sitio seguro donde no existan lugares  con daños materiales ni víctimas, en lo posible”.


El taller será replicado en todas las escuelas de Imbabura y los estudiantes se encargarán de guiar a sus vecinos sobre prácticas amigables con la naturaleza.