Titánico rescate en volcán Imbabura

rescateEdison Yacelga es uno de los 11 aventureros que no olvidará su ascenso al volcán Imbabura. El grupo de amigos se perdió por más de diez horas. La desorientación ocurrió a aproximadamente 300 metros de la cima viéndose obligados a pasar la noche en medio del frio, lluvia y oscuridad del monte.

A 300 METROS DE LA CIMA. El gélido ‘infierno’ para los 11 aventureros inició alrededor de las 18:00 horas del viernes y duró hasta la mañana de ayer.

 

Sin más remedio al verse perdidos, el grupo de amigos llamó al 101. Tras contactar con la Policía se montó el operativo y alrededor de las 19:00 horas el personal del GOE subió al rescate.

Jaime Campo, de 43 años, dijo que fue “un rescate súper fatal. Súper peligroso”.

Tres sobrinos de Jaime estaban en el grupo de los 11 desaparecidos.

El hombre de 43 años fue uno de los primeros en tomar contacto con el grupo de muchachos entre los que figuraban tres mujeres.

Al llegar las unidades de rescate todo estaba oscuro, los muchachos mostraban síntomas de deshidratación y todo a su alrededor estaba mojado tras el pertinaz aguacero que azotó a los aventureros.

AUXILIO. Ellos tenían previsto llegar a la cima y descender el mismo día. Algunos subieron en pantalonetas o sin saco lo que agudizó la larga espera mientras los rescataban.

Cinco miembros del GOE al mando del cabo primero de Policía Sandro Palacios comandaron el rescate. Alrededor de la media noche se les unió el UPC el Jordán y posteriormente el Cuerpo de Bomberos.

Utilizando una frazada una de las mujeres que subió al monte fue rescata por el personal del GOE. Ella fue la más afectada debido que mostraba síntomas de una posible hipotermia en sus piernas.

Antes del mediodía los 11 sobrevivientes fueron dados de alta del hospital San Luis de Otavalo.