“Es peor que una película de terror”, dice médico intensivista ante la pandemia

Ibarra.- El trabajo es muy fuerte y agotador. “En las primeras etapas de la pandemia había mucho miedo porque era algo a lo que no nos habíamos enfrentado nunca”, así empieza contando su historia como coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital del IESS, el doctor Luis Herrera.

A pesar de que ganó experiencia con pacientes con problemas respiratorios en la pandemia del H1N1, el doctor contó que ahora “no fue lo mismo. La gente enferma más y en menos de una semana están muy graves, sus pulmones no pueden oxigenarse bien”.

A estos pacientes que el coronavirus los quiere vencer, hay que intubarlos, conectarlos a un respirador, mantenerlos sedados y “buscar el tiempo necesario para que sus pulmones se desinflamen”.

Un paciente con Covid-19 permanece entre 25 a 30 días en la UCI, aunque de acuerdo a los registros una persona salió de esta área después de 63 días.

El doctor Herrera indica que algunos salen a sus casas con oxígeno, dependiendo de la gravedad.

Además, señala que solo cuando una persona tiene un familiar con coronavirus, “ahí llegas a entender la magnitud del problema”. En esta unidad el doctor también se encarga de hacer videollamadas con familiares de los pacientes, “eso es lo que hemos aprendido para seguir relacionándonos porque sino sería una estadía triste”.

Experiencia
“Lo que más nos duele es cuando tenemos un fallecido porque es el trabajo tan intenso de todo mundo y a veces no se puede retener por el grado de enfermedad”, dice el coordinador de la UCI.

Además de ser peor que una película de terror, el doctor también denomina a esta pandemia como la guerra, “estamos enfrentándonos a un enemigo poderoso con armamento único, pero ya lo conocemos”.

Asimismo, considera que el problema no es el virus sino el paciente y sus secuelas. “Te deja destruido el pulmón, lesionado el corazón y el cerebro. Ya no estamos manejando al coronavirus sino a sus secuelas”.