Teqball busca ganar espacio en Imbabura

El Teqball es un deporte que busca ganar su espacio en la Ciudad Blanca y en la provincia de Imbabura. Días atrás en las instalaciones del Centro Comercial Laguna Mall, varios jugadores profesionales formaron parte de un torneo relámpago de esta disciplina.

El teqball es una disciplina donde se mezclan a la perfección el tenis de mesa y el fútbol. Primero fue una atracción entre varias figuras del balompié mundial y en varios equipos profesionales. Sin embargo, en la actualidad, lo practican decenas de deportistas.

Al menos, en la capital imbabureña, la primera vez que se observó en vivo y directo este tipo de deporte, fue en el ocaso del 2019.

El ibarreño Édison Vega Obando, jugador y uno de los capitanes de Liga Deportiva Universitaria de Quito, con una mesa personalizada, realizó una exhibición de esta disciplina, donde quienes entran en escena deben demostrar técnica pura y el buen dominio del balón.

Precisamente, Édison fue uno de los jugadores profesionales, oriundos de la Provincia de los Lagos, que disputaron el certamen organizado por la Escuela de Fútbol Santa Fe, institución deportiva comandada por el entrenador local Alex Salas.

Junto al mediocampista albo estuvieron Johan Lara y Santiago Minda (Sociedad Deportiva Aucas), Kevin Minda (Universidad Católica) y Wilson Folleco (Gualaceo Sporting Club).

“Esta es una tendencia que va ganando forma y, día a día, va creciendo con la colaboración de varios compañeros de profesión. Esto se lo hace para que la ciudadanía también disfrute y se involucre con este nuevo deporte que es el teqball”, mencionó Édison Vega.

Los hermanos Santiago y Kevin Minda Ruales también quedaron contentos de formar parte del evento y de deleitar con su técnica a los ciudadanos que se detenían por un momento con el observar en acción a las figuras.