Teodoro renunció al torneo de segunda

Ibarra.- A ocho días de que inicie el Campeonato Provincial de Fútbol de la Segunda Categoría, los dirigentes del club Teodoro Gómez decidieron no participar. La principal razón es la falta de presupuesto. Ahora el torneo quedó sin piso.

  Sin presupuesto. Tanto Víctor Hugo Guevara, gerente como Mauricio Bolaños, director técnico, coincidieron que el principal motivo para abandonar el certamen es la parte económica.

Según Bolaños, el plantel necesita alrededor de 15 mil dólares para solventar el arbitraje, los gastos de uniformes y logística tanto de la categoría sub 16 como del equipo de primera.

“Nosotros luego de conocer que no existía el torneo de segunda nos concentramos en el barrial interligas. Sin dinero no podemos participar. No cobro ni un solo centavo como entrenador. No podemos quedarnos con una deuda que después no podríamos pagar”, manifestó el técnico.

Por su parte Guevara aseguró que el club cuenta con 2 mil 270 dólares que no es suficiente para arrancar con el certamen.
“El problema es económico. Hay auspiciantes que ofrecen ayudar pero nada más. Ahora queda esperar el próximo año y ojalá los miembros de la Asociación de Fútbol de Imbabura (AFI) informen si existe o no el evento”, dijo Guevara.

  Los directivos culpan a la AFI. Los dirigentes del Teodoro Gómez rompieron el silencio. Aseguraron que la culpa de abandonar el certamen no es de la directiva del plantel teodorista sino de la dirigencia de la AFI. “Nosotros no causamos este malestar sino la AFI. En enero estábamos preparados con auspiciantes, pero los dirigentes informaron que no se iba a desarrollar el torneo. Entonces agradecimos a las empresas que querían aportar”, dijo Guevara.

  Antecedentes. Los dos años anteriores el club Teodoro Gómez se solventaba con un rubro mínimo de los estudiantes y de la taquilla. Además, de empresas privadas. Ahora la realidad es otra. Los alumnos saldrán a vacaciones este viernes y retornarán a clases en septiembre. Es decir, que durante dos meses no existirá esa ayuda.

  El equipo se partió en dos. El plantel a inicios de la temporada contaba con cuatro refuerzos, pero luego de conocer que el torneo no se iba a desarrollar los dirigentes decidieron cerrar la negociación y solo quedaron con el equipo sub 18.