Teodoristas marcharon por sus derechos

Ibarra. Con cánticos y pancartas en mano llegaron alrededor de 1 000 padres de familia y exdocentes, de la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre, a los exteriores de la Gobernación de Imbabura, ayer.

Su marcha pacífica fue para dar a conocer sus requerimientos ante la difícil problemática que vive el colegio “Centenario”. Sus pedidos fueron escuchados.

Su llegada. Un cotingente policial esperaba a los representantes teodoristas. Ellos llegaron con documentos en mano, en los cuales detallaban las necesidades que tiene el plantel.

Fueron recibidos. Marisol Peñafiel, Gobernadora de Imbabura, llegó al sitio y recibió a los padres de familia. Ella manifestó que entregará el pedido al Presidente de la República para su conocimiento.

Además mencionó que entre las obligaciones como política del Gobierno Nacional están el proceso de concurso de méritos y oposición para Rector, la auditoria para repotenciación de la Unidad Educativa, incremento de partidas para profesores de laboratorios que permitan contratar docentes con funciones de laboratoristas en Física y Química, solucionar problemas de infraestructura y garantizar el nivel de educación de calidad iniciando con la inversión de USD 30 000 y fortalecer los procesos de identidad de la comunidad educativa.

“Necesitamos recuperar la identidad. Es responsabilidad de todas las personas”, dijo Peñafiel ante los presentes.