02-09-2019 | 00:00

Una artista irreverente con estilo vanguardista

Alejandra Tarupí se dio a conocer con su obra de arte denominada “Longa”, la cual hace énfasis en la fuerza y belleza que caracterizan a la mujer ecuatoriana.

Otavalo. Priscila Vallejo, más conocida como Alejandra Tarupí (nombre artístico), es una joven otavaleña de 34 años que ha logrado materializar uno de sus más grandes sueños, exponer su arte en la ciudad que la vio crecer.

Sus inicios. “Mi pasión nace desde pequeña. Es fácil darse cuenta cuando a un niño le gusta algo, en este caso la pintura, hace los detalles más precisos y lo adopta como un hobbie, pero mi verdadera vocación surge a los 16 años, cuando mi madre se fue a España y yo empecé a incursionar con los colores y a dibujar cosas extrañas” manifiesta Tarupí.

Con el paso del tiempo se fue dando cuenta que en Ecuador, ser pintora, no da grandes réditos económicos. Decidió estudiar arquitectura y ahora trabaja en esta rama, pero no ha descuidado ni por un momento su arte.

Exposición. Alejandra lleva trabajando en “Longa” alrededor de siete años, ya que al principio se demoraba casi un mes en terminar de pintar un cuadro, ahora lo hace en 15 días.

Ha expuesto su obra cinco veces, una en Quito, otra en la Fábrica Imbabura en Atuntaqui, dos veces en Ibarra y ahora en Otavalo. La inspiración para crear sus pinturas nace con las mujeres de su vida, su madre, abuela, tías y ella misma, quien se basa en la sensibilidad que una mujer experimenta frente a diversas circunstancias del destino, plasmando sus emociones en cada cuadro que realiza.

Todavía no ha dado a conocer su obra internacionalmente porque quiere centrarse en su provincia y en el país, pero está agradecida por todo el apoyo que le ha brindado su tierra.