07-12-2018 | 15:30
(I)

Síntomas de enfermedades bucales en los perros

Con el paso del tiempo y dependiendo de los alimentos que ingiera, los dientes y la boca en general de nuestro perro pueden sufrir diferentes patologías.

Ibarra. Para los perros, la boca juega un papel muy importante en el transcurso de su vida.

Al no disponer de manos y dedos con los que poder agarrar aquello que desean, la función de su boca adquiere un lugar muy relevante en su día a día.

Periodontitis. La veterinaria Stefany Rivadaneira comenta que esta es la principal afección bucal que afecta a perros de todas las razas y edades, especialmente a aquellos de tamaño pequeño, y a partir de los dos años. “La enfermedad periodontal en perros se produce por la acumulación de placa dental y sarro en los dientes, que deriva en la infección de las encías y en la pérdida de hueso y estructuras de sujeción alrededor de los dientes. Con el tiempo, pueden tener como consecuencia la pérdida de piezas dentales”, explica la especialista y añade que se puede tratar pero, si no se hace, puede llegar a provocar infecciones graves que afecten a órganos vitales como el hígado, el riñón o el corazón.

Si nuestro perro sufre una infección y nos muerde o lame puede transmitirnos algunas enfermedades.

Heridas. Sus ganas de jugar, curiosear y mordisquear todo lo que encuentran puede ocasionarles lesiones bucales. Que algún objeto se incruste entre los dientes o que sufran algún corte en la encía es habitual en los peludos, sobre todo cuando son cachorros. Para que esto no vaya a más, es muy importante que inspeccionemos su boca de manera habitual y que les mantengamos alejados de objetos afilados.

Dientes que no se caen. Al igual que ocurre con el ser humano, los perros cuenta con una dentadura temporaria o “de leche”, después de la cual debe aparecer la dentadura definitiva. En algunas ocasiones no logran desprenderse por sí solos y es necesario cirugía.