04-07-2019 | 00:00

Ñawpay relata el amor entre los ancestros

‘Queremos mostrar al mundo que aquí estamos; somos runas fuertes y que la pachamama siempre nos acompañará”: Elizabeth Maldonado

Ibarra. Ñawpay o leyenda, es el cortometraje realizado por cinco estudiantes de Diseño y Publicidad de la Universidad Técnica del Norte, UTN, que crearon la Productora Pacha Creativa. El estreno es mañana en la Sala de Cine Sebastián Cordero, a las 19:00.

Ñawpay cuenta la historia de amor entre el taita Imbabura y la mama Cotacachi, rescata la leyenda que, como runas de la provincia, los abuelos relatan a sus nietos y que pasan de generación a generación.

El cortometraje se grabó en kichwa y está subtitulado en español.

“Lo hicimos con todo el amor y toda la dedicación”, expresa emocionada Elizabeth Maldonado, directora del cortometraje.

Se rescata lo ancestral y este es el punto más importante.

Personajes. Ñawpay se grabó en medio de paisajes que resaltan la belleza de Imbabura, específicamente de la comunidad Pucará de San Roque.

Elizabeth, además de ser la directora del filme, es la protagonista y personifica a mama Cotacachi.

Josefina Maldonado es la abuela que relata la leyenda a su nieto Kury Ramírez Maldonado.

Yauri Anrango personifica al taita Imbabura. Sonia Toaquiza es la mama Cayambe; yaku mama es Cayag Maldonado. Natalia Ruiz es wayra mama y como extras participan Inés y José Chiza.

Son los personajes que participan en el cortometraje de 12 minutos que se presenta mañana en la sala de cine que se encuentra en el Colegio de Bachillerato Simón Bolívar, ubicado en la Sucre 332, entre Grijalva y Borrero.

Realizadores. Pacha Creativa la conforman jóvenes que aman lo que hacen. Entre sus retos, también está presentar el filme en instituciones educativas de la provincia y el país. Ka-ren Ruiz participó con el guion, Jonathan Tixicuro se encargó de elegir las locaciones para la grabación, David Páez es el director fotográfico, Daniela Zabala apoyó en la producción y el tras cámaras y, Elizabeth Maldonado es la directora y actriz principal.

Tras la selección de actores, a la mayoría se inculcó el aprendizaje en el idioma ancestral y se sintieron emocionados de participar. “Fue un reto muy grande representar a la mama Cotacachi, tenía que pensar como ella para poder interpretar al personaje”, precisa Elizabeth. Para sentirlo, su madre le contó varias veces sobre la leyenda del taita y la mama; el amor que los unió, el hijo que tuvieron y la traición que los separó. “Por las lágrimas que ella derramó se formaron las lagunas”, cuenta la actriz que invitó a fortalecer y valorar lo nuestro. “Necesitamos rescatar nuestro idioma, no tener vergüenza de poder hablarlo”, recalca Elizabeth Mal-donado.