02-02-2019 | 11:57
(I)

Millennials prefieren su celular y no la televisión

Se conoció además que esta generación, nacida entre 1981 y 1995, poco a poco, dejan de ver televisión y buscan nuevas alternativas para consumir medios.

Ibarra. La caída en la televisión, y por ende, bajos niveles de comercialización lleva a los directivos y creativos de esta industria a buscar reconquistar audiencias. Y es que los millennials, esa generación nacida entre 1981 y 1995, poco a poco, dejan de ver televisión y buscan nuevas alternativas para consumir medios. Investigamos sobre este grupo de jóvenes, también llamados generación “Y”.

Inmediatez. Para los millennials no hay horarios. Al ser nativos digitales, esperar a que inicie un programa o encender el televisor para ver la programación es algo que ya no está en sus agendas. Dominan la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo, por lo que desean que los contenidos estén disponibles siempre, a toda hora y cuando ellos quieran para verlos cuantas veces lo deseen.

Diversidad. No hay forma de que las televisoras puedan competir en diversidad de contenidos contra la web. Los millennials tienen un comportamiento multitasking, es decir, con capacidad (o necesidad) de hacer varias cosas a la vez. De gustos amplios, diversificados y exageradamente específicos. Si bien las televisoras cuentan con dinero, infraestructura, experiencia y una producción mucho más profesional; no obstante, tales características han sido sustituidas en internet por creatividad y frescura.

Multiplataforma. Para el millennial, ver un programa de televisión resulta aburrido. Interactuar con un contenido a través de diferentes plataformas, videos en redes sociales, cómics digitales o aplicaciones y videojuegos, eso es diversión. La narrativa que requieren los contenidos en medios digitales es mucho más amplia y rica que la que tienen los espacios tradicionales.

Según Forbes, la transmedia storytelling es la forma en que los contenidos en la red se construyen, se comparten y se consumen.

Sociales. Son extremadamente sociales. Para ellos, son una parte íntegra de su vida social. Consultar, compartir y comentar.