08-11-2018 | 00:00

Escoge el tono de labial ideal

Uno de los detalles más importantes cuando queremos lucir espectacular, es saber elegir el color ideal de nuestro labial. Aquí te compartimos una guía.

Ibarra. La gran mayoría de las mujeres amamos los labiales.

Cuando se trata de ellos, los que tenemos nunca son suficientes, y provocamos que nuestro instinto de acumuladora-consumista aflore. Si no te convences, basta con que des una miradita a tu cosmetiquero, y cuentes cuántos tienes. De seguro te sorprenderás.

Determina tu tez. La maquillista Elizabeth Cerón dice que el primer paso que todas las mujeres deben hacer es examinar su piel bajo luz natural para determinar su tez: blanca, clara, intermedia, bronceada u oscura. La experta recomienda concentrarte en la parte que rodea la línea de tu mandíbula.

-Piel blanca: tu piel es bastante pálida o traslúcida y te quemas con bastante facilidad. Tal vez tengas pecas y la piel un poco roja.

-Piel clara: tu piel es pálida. Cuando estás debajo del sol, te quemas y luego te bronceas.

-Piel de tono intermedio: te bronceas con facilidad y casi nunca te quemas ni tienes la piel sensible.

-Piel bronceada: tu piel es bronceada o aceitunada. Casi nunca te quemas y tu piel se ve bronceada incluso en invierno.

-Piel oscura: tu piel es oscura y nunca sufres de quemaduras de sol.

Probablemente tienes el cabello negro o castaño oscuro

En la búsqueda. Una vez que haz econtrado tu tono de piel es hora de buscar tus tonos de labiales.

“Escoge un color que sea uno o dos tonos más intensos que tu color natural de labio”, dice Elizabeth.

Para saber cuál es el tono que más se asemeja a tu color natural, aplica el labial solo en tu labio inferior. Compara ese tono con tu labio superior. Si los tonos son demasiado distintos, tienes que seguir buscando.

Delgados y gruesos. Decide si quieres que tus labios se vean más pequeños o más grandes. Los tonos oscuros hacen que tus labios se vean más pequeños, mientras que los tonos claros pueden añadir voluptuosidad

Los labiales con un acabado mate también pueden hacer que los labios se vean más finos, mientras que los brillos y tonos relucientes pueden hacer que se vean más gruesos.

Opciones. Las que tienen la piel blanca o clara deberían buscar un color grisáceo, rojo rosado o coral. Matices fríos: frambuesa. Tonos cálidos: intenta usar el rojo con un matiz azul o coral.

Las que tienen la piel bronceada o de color intermedio deberían buscar un rojo cereza claro o rojo sin matices (si tienes un matiz neutral).

Matices cálidos: rojo anaranjado o mandarina.

Matices fríos: vino.

Las que tienen la piel oscura con tonos cálidos deben intentar usar rojo con base azul. Frío: rubí metálico o vino intenso.

Consejos generales. No combines demasiado un color con tu vestimenta.

Por ejemplo, si estás usando un vestido de color rojo fuego, llevar el mismo color en tus labios será demasiado abrumador.

El rosa es versátil porque hay muchos tonos de ese color. El rosa con algunos tonos un poco más claros que el color natural de tus labios son perfectos.