12-09-2019 | 15:37

Ecuatoriana logra primer lugar en ilustración

La violencia contra la mujer es parte de la historia con la cual, la ilustradora, logró uno de los premios de Humor Gráfico de las Américas en México.

Ibarra. Su nombre es Vilma Vargas Vallejo. Ella es pintora, arquitecta y dibujante.

Si le preguntan ¿cuál de todas estas facetas le gusta más?; la respuesta la tendrá escrita en su portafolio particular. “Se dedica a tantos menesteres artísticos con singular fortuna porque nunca se decidió por ninguno en particular”.

Vilma consiguió el primer lugar en un concurso de caricaturas organizado en México con el aval del Centro Cultural Universitario Tlatelolco y del Club de la Caricatura Latinoamericana en el cual también participó el caricaturista quiteño Xavier Bonilla, BONIL.

La dibujante, quien es oriunda de Riobamba, se inscribió en la categoría Pixeles Libres con un cortometraje animado de 31 segundos y que trata sobre el tema de la violencia contra la mujer.

El corto muestra a una mujer que camina por un barrio oscuro mientras desde una ventana un ojo la observa y una boca le hace un gesto obsceno. La chica pasa rápido e ingresa a un domicilio; segundos después sale con un moretón en el ojo izquierdo.

Sigue su ruta mientras un dedo gigante toca su cuerpo, un sacerdote le invita a la iglesia, hasta llegar a un cementerio.

La sirena de una patrulla acompaña todo el desarrollo de la historia, no hay voces ni diálogos.

Al terminar la animación, el menaje final es contundente. ”Una de cada tres mujeres es agredida en América Latina mientras que una mujer es asesinada cada 50 horas en Ecuador.

“Es una alegría inmensa de que el jurado haya elegido mi trabajo en un concurso que reunió a caricaturistas y creadores de toda América, dada la calidad, trayectoria y originalidad de mis colegas de varios países”. indicó Vilma, conocida además con el sobrenombre de Vilmatraca.

“Después de un premio viene más trabajo, más responsabilidad y más compromiso para seguir dibujando. Me dedico al muralismo, a la pintura, caricatura, soy mecánica, catadora de vino, ciclista y cuando me sobra tiempo también trabajo. Tengo 41 años, 20 años dedicados a la caricatura, 4 años a la animación de videos y hace seis meses me dedico a hacer cucas”, finalizó la dibujante.