05-12-2018 | 08:45
(I)

Consejos para planificar tu retiro

Para lograr atravesar ese período de manera tranquila, resulta importante idear previamente una buena planificación financiera para ese nuevo ciclo.

Ibarra. Conocer un poco sobre finanzas, vivir dentro de tus posibilidades y tener un pequeño ahorro no es suficiente para garantizar la calidad de vida que buscas al momento de retirarte, pues los buenos ahorradores también cuentan con un plan financiero para su retiro.

Para analizar. La especialista Tania Moreno explica que el retiro es una etapa que suena lejana para la mayoría de la gente, por lo que el ahorro para este fin no entra en sus prioridades, sin embargo si se quiere mantener un estilo de vida adecuado hay que empezar a planear desde hoy, recomiendan los especialistas. Entre más joven se inicie el ahorro para el retiro éste será más redituable, por lo que a la lista de comprar un auto, adquirir una casa propia y tener un seguro de vida hay que agregar la previsión para la vejez.

Porcentaje. Debes conocer tus necesidades para el retiro. Los expertos estiman que necesitarás un 70% de los ingresos de tu último empleo para mantener el nivel de vida cuando dejes de trabajar.

Presupuesto. Moreno dice que como en cualquier planeación financiera tener un presupuesto es fundamental para saber cuánto podemos ahorrar y dónde es posible disminuir gastos. Considera ahorrar entre 10 y 15% de tu ingreso disponible una vez que hayas pagado tus gastos fijos, incluyendo deudas, recomienda el experto en finanzas personales Salvador Tamayo.

Acostúmbrate. Dicen que el hábito hace al monje, así que será necesario que te acostumbres a ahorrar, al principio la cantidad puede ser pequeña, pero la ganancia radica en asumir un compromiso y cumplirlo, ya que gradualmente puedes aumentar las aportaciones.

Aprovecha. Si la empresa donde trabajas ofrece un plan de retiro, aprovéchalo. Con la pérdida de poder adquisitivo a causa de la crisis y el alza en impuestos aportar una cantidad de tu salario a este rubro puede parecer una locura, pero no aprovechar esta oportunidad podría tener un impacto muy grande sobre tu ahorro para la vejez.

Establece prioridades. La especialista recomienda evaluar cuidadosamente los pros y contras. Por ejemplo, supongamos que tratas de decidir entre pagar tus préstamos o poner el dinero en ahorros e inversiones. Si tienes préstamos con una tasa de interés baja, puedes ganar más al dar prioridad al ahorro pero si adeudas a tarjetas de crédito, lo más conveniente es liquidar esa deuda y después concentrarte en la inversión. Si continúas aplazando hasta pagar tus deudas, quizá nunca empieces a ahorrar.

aprende a administrar tu fondo