Templos católicos de Ibarra abren de manera paulatina

El 26 % de los templos católicos en Ibarra ya abrieron sus puertas desde hace unas dos semanas. A pesar de que los casos de Covid-19 van en aumento, se han tomado las medidas de prevención en cada uno de estos espacios que pasaron cerrados casi tres meses.

Actividades
Las principales iglesias de las parroquias como de Caranqui, la del Quinche, y La Merced, la Catedral, han establecido ciertos horarios para recibir a los feligreses.

El padre Juan Carlos Flores, vicario de la pastoral social de la Diócesis, explicó que con el semáforo amarillo, tienen permitido abrir los templos entre semanas, donde hay momentos de oración y confesión.

Sin embargo, aclaró que con el semáforo verde se podría tener la presencia delos fieles de acuerdo al 30 % de aforo, pero siempre y cuando cada representante de la iglesia cumplan con los mecanismos de desinfección establecidos por el COE Nacional.

El Padre señaló que también buscan precautelar la salud de la ciudadanía, para que estos espacios no se conviertan en lugares de contagios de Covid-19.

Entre las principales medidas de bioseguridad en las iglesias están no conversar, desinfección de manos y pies, y el uso de las mascarilla.

Para la reapertura de los templos es el obispo quien determina si se abre o no, luego de una inspección.

Cumplimiento
En los templos que ya están habilitados se están realizando la Adoración Eucarística y las confesiones, donde las personas pueden permanecer 15 minutos.

En ciertos casos se plantean hacer las comuniones, pero fuera de la misa, esta última se desarrollará cuando el cantón cambie al semáforo verde. “Nosotros como sacerdotes no hemos dejado de celebrar la misa y lo hacemos mediante las plataformas digitales. Lo que no se permite es la asistencia de fieles para evitar posibles aglomeraciones”, dijo el Padre.