Técnico Universitario derrotó a domicilio a Guayaquil City

Guayaquil. No fue una noche para ver buen fútbol en Los Samanes. Guayaquil City y Técnico Universitario dejaron clara la razón por la que son los peores equipos del torneo. Dos estilos similares, tanto como estériles. Los goles no atenuaron nada.

El match arrancó con los ambateños desbocados. En un derroche de energía, Onofre Mejía y Jefferson Caicedo pusieron por delante al equipo de Frías 0 a 2 en el score. Gasto bien conducido de los hombres del Rodillo, que salieron a darlo todo de entrada.

Con el pasar de los minutos la posesión se repartió y los locales empezaron a progresar. Con cierta torpeza, el equipo de Pool Gavilánez encontró grietas para colarse en campo visitante y buscar coquetear con el descuento con alguna intención.

Antes del descanso, un error del referí le otorgó un penalti a Guayaquil City. La responsabilidad la tomó el argentino Michael Hoyos que definió con violencia ante el ensayo de atajada del portero Jorge Pinos para asegurar el 1 a 2 parcial en la Perla.

El complemento tuvo varios pasajes de franco letargo. Guayaquil City tuvo que bregar más de la cuenta para despertar en su cancha. Técnico Universitario cercó el perímetro con varios elementos y trató de ahogar al rival con rigor.

Justo cuando parecía que el partido estaba atado, los ambateños sintieron la turbulencia. Cabezazo del diminuto Anderson Naula para el empate de Guayaquil City. Una jugada que dejó en evidencia las taras del Rodillo Rojo en su faceta defensiva.

Pero la suerte le iba a sonreír al final a los visitantes. Trazo largo a campo porteño y Fernando Mora logró conducir la pelota al fondo de los cáñamos. Error colectivo de Guayaquil City y una nueva derrota en casa. La mala fortuna es celeste y blanca.