Técnicas de conducción llegan a Ibarra

Ibarra. Álvaro Mejía es un expiloto colombiano de 58 años de edad, quien estuvo en las pistas durante 16 años. Él compitió en karting, la fórmula 3 de Colombia, Copa Renault, Copa Fiat  y en el campeonato de duración en los Estados Unidos. También aprendió acrobacias con el vehículo y fue instructor de seguridad.

Ahora intenta aplicar un proyecto tuerca en el Ecuador. Se trata de la creación de una escuela de pilotos y de manejo defensivo o de seguridad. Este programa podría arrancar en un mes y sería la primera escuela con estas características en este país.


¿En que país usted aprendió este tipo de instrucciones de defensa ?
En Argentina me perfeccioné. Allí recibí un curso en la empresa Conogara, una de las fábricas de vehículos blindados más grande del planeta. Soy instructor de seguridad. En mi país dicté cursos a quienes contaban con autos de estas características. Fue en la época de mayor violencia e inseguridad que vivía Colombia.

¿Durante sus charlas o cursos quienes fueron sus alumnos en el manejo de seguridad?
Tuve el honor de dictar el curso al doctor Cansino, abogado del presidente Samper. Él sufrió un atentado con el primer mandatario. Los neumáticos fueron destruidos y se acordó de mantener el auto en movimiento y de esa forma pudo salvar al presidente. Ese taller lo dicté ocho días después del percance. Mi hija también recibió el curso y se salvó de un atentado en Bogotá, en donde un delincuente estuvo a punto de atracarla con un arma de fuego. Ella estrelló el vehículo con otro y de esa forma hizo que el ladrón se fuera.

¿Qué tipo de fundamentos constan en el manual de manejo defensivo?
Hay varios. Le enseñamos por ejemplo a mantener el auto en movimiento. Esa es la clave base de los cursos de seguridad. A la gente las atracan o secuestran con el vehículo parado. Incluso se enseña a como golpear con otro auto para evitar robos o que los delincuentes los acechen. También se muestran técnicas de chequeo antes, durante y después de salir de un banco o de realizar alguna actividad económica. Lo clave es llamar la atención de cualquier forma.

¿Es la primera vez que una escuela de este tipo llegue al Ecuador?
En realidad sí. Son pocas las escuelas que existen. A nivel de ministerios de defensas conozco que se ejecutan cursos para los conductores de los ministros o del mismo gabinete presidencial. Aunque los choferes de los presidentes eran entrenados en los Estados Unidos. Lo que desarrollamos en los últimos 15 años hizo que Colombia se convierta en una de las mejores escuelas de conducción defensivas del Continente.

¿Cómo sería el sistema de aprendizaje dentro de la escuela?
Se iniciaría con dos o tres horas de teoría, todo dependiendo del grupo de estudiantes y el resto de tiempo será práctica. Es decir, que cerca de seis horas estarán en la pista. El curso es rápido. Terminaría en dos días. Primero se entrenarían en los autos de la escuela y luego en los vehículos de los alumnos.

¿Qué tan difícil es trabajar con conductores sin mucha experiencia?
Lo importante es que pierdan el miedo. Una acrobacia a 100 kilómetros, dejará listo y dispuesto a seguir con el curso. Todo parte de un proceso. Lo primero que hacen los conductores es rodar en sig-sag con conos. Luego los ejercicios progresan a medida que pasa el tiempo. Finaliza el taller cuando el chofer está seguro de las maniobras que hace. Con las mujeres es un tema aparte, son buenas alumnas y muy seguras. Son responsables al momento de conducir.

¿ Qué tipo de requisitos necesita una persona para inscribirse en el curso?
Necesita la licencia de conducir sin tomar en cuenta de que tipo sea. Además deberá  cancelar un valor por el curso. Recordemos que la inversión es fuerte. Cada alumno gasta dos neumáticos y eso se debe cubrir de alguna forma.

NOMBRES: Álvaro Mejía
NACIÓ:        En Bogotá en Colombia.
ESTATURA: 1 metro 90 centímetros
TRAYECTORÍA: Empezó en el automovilismo hace 21 años. Es fundador del autódromo de Tocancipá en Bogotá, en Colombia. Organiza hace más de dos décadas competencias de cabezales y de autos de todo tipo de cilindraje.
En 1997 empezó a dictar cursos de conduccción para pilotos.