Conductores de taxis refuerzan las medidas de bioseguridad

IBARRA.- Uso respectivo de mascarilla, provisión de gel y alcohol en cada unidad para el uso de los pasajeros y la desinfección del dinero en efectivo son algunas de las medidas que los conductores de taxis deben obligatoriamente implementar en su unidades. No todos cumplen con estas obligaciones y ha hecho que más muestre incomodidad al usar el servicio.

Para conocer
Silvia Pozo contó que usó el servicio de taxi para dirigirse a realizar algunas compras, pero se percató que el conductor no portaba mascarilla y en su unidad no tenía alcohol ni gel desinfectante. “Pensé que al momento de subirme al taxi ya se iba a poner la mascarilla pero no fue así, tenía un poco de temor, ya que aparte iba usando su celular al momento de conducir, la verdad no cumplía con las medidas de bioseguridad”, agregó la ciudadana.

Marcelo Andrade, presidente de la Unión Provincial de Taxis Convencionales de la provincia de Imbabura, indicó como medio de transporte público no tienen restricción de placas y que laboran de 4:00 a 10 pm.

Comentó que desde que inició la cuarentena, han presentado los correspondientes protocolos de bioseguridad y dentro de este marco instalaron su propio centro de desinfección, mismo que está funcionando desde los últimos días del mes de mayo hasta el momento. La desinfección la realizan por dentro y fuera de cada unidad con amonio de quinta generación para que no exista ningún daño en las pinturas.

“Siempre se les ha indicado que tiene que llevar su propio gel y alcohol, si bien es cierto la inversión no es alta, pero para el compañero transportista que está ganando de 10 a15 dólares diarios ya es una afectación económica”, dijo Andrade.

El presidente de la Unión aseguró que estas medidas son obligatorias para cada conductor ya que dentro del Plan de Contingencia se han comprometido en cumplir con todas las medidas de bioseguridad.

Andrade hizo un llamada de atención a los transportistas y dijo que cumplan con lo indicado ya que la irresponsabilidad no solo es con los pasajeros si no también con los familiares de cada uno.

“Yo no podría decirle que de los 1.200 compañeros que somos, todos estamos cumpliendo, pero en su mayoría, sea por el temor a la multa o a contagiarse, estamos cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad”, enfatizó Andrade.

La multa consiste en un pago de 40 dólares. Las operadoras que están afiliadas a la Unión son 35 cooperativas y 11 compañías, dando un total de 46 operadoras de taxis convencionales en Ibarra.