Tatuador interpuso una contrademanda

Ibarra. Lenin Bolaños, tatuador con 12 años de experiencia, se encuentra interponiendo una demanda, ya que en el mes de julio, fue detenido luego de que supuestamente tatuó a un niño con tinta china.

El artista menciona que esto se trató de una calumnia y que nisiquiera conoce al menor. El caso se suscitó la tercera semana de julio.

El padre del niño, que es miembro de la Policía Na-cional, acudió al local y sin una autorización, solicitó a Lenin sus documentos.

“Al otro día llegaron las autoridades y policías y me detuvieron sin una boleta. Como yo no sabía las leyes fui, al otro día me dejaron libre luego de la audiencia. Yo nunca le tatué, ni le conozco al menor de edad; en mi local se trabaja bajo un registro y con citas programadas y nunca comprobaron que yo fui”, dijo el tatuador.

Caso. Además aseguró que el niño no tenía afectación y el tatuaje era hecho hace algún tiempo y ya estaba cicatrizado.

“La tinta china no existe en un estudio de tatuajes y yo exporto del extranjero mis materiales”, señaló.

En Ibarra me conocen hace 12 años y esto me ha afectado, porque se sembró una duda en mis clientes. Ya no tengo el local y ahora me toca trabajar en otros sitios”, aclaró Bolaños. Señaló también que como el denunciante es policía, ha hecho todo lo posible por hacerle daño.

Asesor jurídico. Lenin Gar-zón, abogado del tatuador, señaló que ha revisado el caso y se ha visto vulnerada la dignidad de su cliente.

“Me sorprende que hasta ahora no exista ni una prueba de que mi cliente haya realizado el tatuaje con tinta china, dañar la honra resulta fácil y reponerla es complicado”, dijo.