TAPS, un equipo avalado por las parroquias

Ibarra. El Distrito de Salud 10D01 registra un total de 28 Técnicos de Atención Primaria de Salud (TAPS).

Este grupo de profesionales tienen el aval de los representantes de las parroquias a la que pertenecen.

Por ejemplo, Diana Terán forma parte de los TAPS, aseguró que al ser parte del mismo sector donde vive conoce cuáles son los grupos vulnerables.

“Somos guías para los médicos que se reintegran año tras año”, contó Diana, quien es oriunda de la comunidad La Rinconada, de Angochagua y presta sus servicios en el centro de Salud ubicado en Zuleta.

Los TAPS visitan las casas de las comunidades con un equipo de médicos profesionales, es decir, con un doctor y enfermera.

“Llegamos a las familias que realmente nos necesitan”, dijo Diana. Además, mencionó que tienen identificado a las mujeres embarazas, niños con desnutrición, personas con discapacidad, adultos mayores frágiles y enfermos crónicos. “Programamos visitas y vamos al grupo específico, donde hacemos un control en el domicilio”, pero aparte de este control en los hogares, todos los días hacen un seguimiento para verificar si las personas están mejorando con su problema de salud.

Trabajo. Los TAPS dedican el 90% de su tiempo al campo, el resto del día apoyan con los trabajos en la unidad de salud. Al iniciar la mañana se reúnen en una sala y a través de los mapas que tienen ubicados en la pared, organizan las visitas.

Este mapa es actualizado cada 15 días, incluso tienen pequeñas casas pegadas sobre este dibujo para identificar a las familias de Angochagua. Cruz Sandoval se encarga de La Magdalena y le gusta esta labor porque se beneficia su gente “tratamos de hablar en kichwa algunas cosas que no son entendidas”.