Tapar el sol con un dedo

Buscan protección de sus similares… como siempre, acuden a sus parejos, análogos, equivalentes, relacionados, semejantes y coincidentes. Hablan de encontrar apoyo político en una instancia creada por ellos…  es la llamada Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR)…    están acostumbrados a actuar bajo esos lineamientos…  bosquejan sus ¨estrategias¨… utilizan la propaganda para direccionar los mensajes.Traducen sus intenciones amonestando de forma constante a la CIDH, direccionando su ataque a la Relatoría de la Libertad de Expresión, representada por Carolina Botero.   En el país al revés, el oficialismo proyecta a desacreditar, denigrar, ofender, deshonrar, disminuir y mancillar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. La imprudencia es total…  hablan sobre la pretensión de “crear” una nueva instancia de derechos humanos…  intentan debilitar la institucionalidad internacional de forma similar a la ejecutada en la nación. La Alianza Regional para la Libre Expresión e Información y cientos de instancias que persiguen la democracia como única alternativa de convivencia en el mundo, insistirán en la postura de fortalecer a la CIDH como un órgano de defensa y salvaguardia de Derechos Humanos. Existe una verdad… es imposible engañar afirmando que vivimos un clima de paz. Los cuestionamientos nacionales e internacionales sobre la carencia de libertad de expresión son auténticos, reales, legítimos, genuinos, innegables y probados…  las falencias relacionadas con el respeto a los derechos son obvias. Ecuador tiene la obligación de respetar las decisiones y fallos de instancias internacionales…  es lo que debemos exigir…  el actual presidente podrá decir que no le importa lo que pasa en el mundo, pero es básico recordar que las instituciones van más allá de personas que pueden es su momento equivocarse y propiciar afectación política y comercial a nivel internacional. 

Ramiro Bucheli Proaño
rbucheli1@hotmail.com