Tamara Salazar estaba muy cerca a Tokio, ahora debe esperar

Tamara Salazar vive en la comunidad de Pusir Grande en Carchi. A sus 20 años de edad es una referente en el levantamiento de pesas en el país.

 

 

CARCHI.- “En febrero estaba en una base de entrenamiento en la ciudad de Cali, Colombia, previo al Campeonato Sudamericano de Levantamiento de Pesas, que era clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio. Estuvimos tres de cuatro semanas en ese país. La última semana era la competencia pero esos días empezaron a cerrar las fronteras de Ecuador debido al Covid-19.

Se canceló el evento y decidimos regresar vía terrestre el pasado 16 de marzo. La selección de Ecuador ingresó al país por Rumichaca. Luego tuvimos la orden de permanecer 14 días en cuarentena. Después del aislamiento empecé con mis entrenamientos en casa. Logré traer la plataforma, una barra y unos pocos discos del gimnasio de mi comunidad, que me han ayudado a mantenerme para no perder la forma. Estoy cumpliendo una sola jornada de entrenamiento en las tardes. Llevo con esta rutina un mes aproximadamente”

En el Campeonato Mundial de Halterofilia en 2018, la carchense  ganó plata y bronce. En ese evento Tamara Salazar levantó 144 kg en envión y sumó un total de 252 kg en su categoría.

A todos los deportistas debo decirles que mantengan la calma, que sean positivos, y que con la bendición de Dios ya pronto saldremos de esta crisis sanitaria que afecta a todo el mundo. La mejor forma de que termine esta pandemia es quedándonos en casa”

A un paso de ir a Tokio.
“Lo más complicado de esta cuarentena para mí fue no haber podido competir en el Campeonato Sudamericano que era de desarrollarse en marzo pasado y en el Campeonato Panamericano de Halterofilia que debía cumplirse hace ocho días. Esas eras mis dos pruebas oficiales del año para alcanzar las marcas para las olimpiadas. Era un requisito muy importante participar en esas dos competencias. Estoy rankeada cuarta en el mundo y era una buena ubicación para llegar a los Juegos. Ahora debo esperar al nuevo calendario y estar pendiente de lo que suceda. Todo es incierto ahora, no sabemos si realizarán estas dos competencias este año o a inicios del 2021. Estaba a punto de llegar a Tokio”.

Dos medallas de bronce en los 87 kg, alzó Tamara Salazar en el Mundial del Halterofilia que se realizó en Tailandia en septiembre del 2019.

Recibe ayuda.
“Debo agradecer al Ministerio del Deporte por la ayuda que nos están brindando a los deportistas tanto emocional como económica. Siempre están pendientes los médicos, nutricionistas en estos momentos muy duros que pasamos. Existió un retraso de la mensualidad de febrero y marzo, pero ya nos cancelaron”.

Aprendizaje.
“Lo que extraño es entrenar, subirme a la plataforma y competir. Esta cuarentena me ha enseñado a valorar a mi familia y no ser egoístas ya que ante los ojos de Dios todos somos iguales”.