Taller permitió formar a nuevas emprendedoras en Otavalo

Otavalo. Elena Teanga y Rocío Cisneros, son dos de las nuevas emprendedoras que dejó el proyecto de género y jóvenes, que se clausuró ayer en la ciudad.

Las dos mujeres ya saben y pueden trabajar en el tema de arreglos florales y fiestas infantiles donde se especializaron.

Trabajo. Gabriela Cisneros, coordinadora del proyecto, aseguró que esta idea arrancó en enero y hoy ya se pueden ver los frutos.

“Ellas están capacitadas para emprender sus nuevos desafíos. Hemos generado un crecimiento dentro de su desarrollo personal”, explicó Cisneros.

En escena. Según un estudio de productividad local, el público joven está obsesionado con las cosas hechas a mano, por lo que un negocio de manualidades en casa podría ser potencialmente rentable, si se logra encaminar la idea de negocio.

Precisamente ese fue uno de los objetivos para la ejecución de este proyecto que inició con 60 participantes y terminó con 30.

Sentir. Maritza Andrade, una de las participantes reconoció la importancia del taller. “Trabajamos en lo que son flores de papel, confeti, crear popurrí, arreglos frutales”, comentó.

Las tendencias de moda y de decoración potencian este tipo de emprendimientos, el contar con objetos creativos y exclusivos, es una de las nuevas tónicas.

De acuerdo a las proyecciones, este tipo de emprendimientos son positivos, pues se invierte poco y se puede sacar grandes réditos económicos. En el caso de Elena Teanga, asegura que ya puede adornar cualquier tipo de fiesta infantil y de 15 años.