Surrealismo político

ramiro bucheliEn el siglo XXI, cuando la sociedad mundial determina en conjunto que es obligación moral de los pueblos superar  los odiosos y nefastos caudillismos, en América Latina y otras latitudes del orbe, se viven momentos nefastos fundamentados en el abuso de poder que agrede y dibuja la verdad sobre lo que significa realmente la embestida vil, la arbitrariedad, la iniquidad, el despotismo, la ilegalidad, el intento de dominación y la provocación.Y se da porque está presente hoy más que nunca la falta de transparencia, el control constitucional ilegítimo, infamante y vergonzoso, la administración de justicia sometida, el cinismo que rinde homenaje a la deshonestidad, la corrupción impune, la destrucción institucional propiciada desde el poder, el insulto rutinario para quienes piensan de otra manera, cadenas de radio y televisión abusivas y propaganda millonaria, éstas, entre otras infaustas realidades y que culminan con una postura vergonzosa por parte de la gente que temerosa advierte, la degradación ética y moral de las personas es viable a cambio de una incierta estabilidad laboral y económica.

Lo peor, en mentes siniestras, la utilización del recurso más indigno…  tratar a toda costa de anular, invalidar, inutilizar, revocar y abolir la libertad de expresión como símbolo de sometimiento. Gobiernos que direccionan la creación de íconos que sustituyen la realidad queriendo transformar maliciosamente la forma de percibir general de que, sí, existen divinidades políticas que adquieren la condición de venerables civiles…  Ejemplos hay muchos y variados…   acontece en Venezuela con un episodio surrealista al insistir arteramente y de forma sutil que Chávez gobierna desde el más allᅠ que Kim Jong-un, en Correa del Norte es el elegido para constituirse en el mejor representante de una dinastía eterna imposible de superar. Vivir la realidad significa dejar a un lado el verso y el cuento, desistir de apostar por falsos ídolos, desechar revoluciones desde la tumba, impedir el surgimiento de vanidosos aprendices de tiranos que aprovechan la simplicidad de razonamiento de la gente para sembrar en sus mentes equivocados conceptos que multiplica la propaganda.  

 

Ramiro Bucheli Proaño
rbucheli1@hotmail.com