Sufragio popular supera a políticos

Los políticos que fungen como líderes de sus tiendas están tan acostumbrados a escuchar sus propios discursos y a creer que la verdad les pertenece en propiedad, que a muchos, el pronunciamiento expresado en las urnas les cayó como un balde de agua fría. Si bien el carácter de la elección no fue para dignidades nacionales (excepto el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social), lo que se percibe es pobre organización o débil cohesión ideológico-política partidaria. Prevalecen caciques locales que dispersos actúan con un vario pinto movimiento social.

En el poder ejecutivo-legislativo, el morenismo está secuestrado por un círculo oscuro, ellos toman decisiones por sí mismo y manejan los hilos de la política pública.

Obligaron al Presidente a cometer filicidio político; de allí que, el resultado electoral de la lista 35 fue muy modesto. Otra pírrica votación salpicó a los partidos Libertad es Pueblo y Ecuatoriano Unido de las listas 4 y 9, que manejan los hermanos Edwin y Gary Moreno Garcés respectivamente. Las alianzas de socialcristianos y CREO, cada uno por su lado, en previsión del cálculo electoral para el 2021, no logró acumular suficientes votos y regiones en dirección a Carondelet.

A dos años de pactos y acuerdos, la colcha de retazos gubernamental con un tupido discurso anti-correísta hastía y satura. Sin embargo, los problemas nacionales empeoran o no se resuelven.