21-11-2019 | 11:54
(I)

Uniformados y funcionarios de la Fiscalía detenidos en Operativo Victoria 403

Quito. En cuatro provincias ecuatorianas se realizó el operativo Victoria 403, la madrugada de este jueves 21 de noviembre, en el cual se desarticuló una organización delictiva, dedicada a cometer delitos de robo a personas, en domicilios, carreteras y entidades financieras, bajo las modalidades de asalto a mano armada, sacapintas, extorsión, secuestro, sicariato, entre otras.

Entre los detenidos de manera conjunta en Imbabura, Pichincha, Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas, se incluyen dos policías en servicio activo y dos en servicio pasivo, un militar en servicio activo y dos servidores de Fiscalía.

En rueda de prensa conjunta, entre Fiscalía General del Estado (FGE), Ministerio de Gobierno y Policía Nacional, las autoridades informaron pormenores de la operación. La fiscal general del Estado, Diana Salazar Méndez, fue enfática en la posición de la Institución que lidera: “el mensaje es claro: cero tolerancia a la corrupción, venga de donde venga”.

La titular de la FGE agregó que durante los últimos meses, la Institución ha efectuado investigaciones en contra de varios funcionarios, que ya han arrojado algunos resultados. “En Esmeraldas, una Fiscal está privada de su libertad, por dedicarse a actividades delictivas, y lo propio en la provincia de Chimborazo. Días atrás solicitamos al Consejo de la Judicatura que se tomen las medidas administrativas contra este funcionario, porque se venían detectando irregularidades en el desempeño de sus funciones. A esto se suman estos dos funcionarios, que ya han sido separados de nuestras filas”, dijo.

Cuatro meses duró el trabajo investigativo, que permitió identificar a su líder y a sus veinte colaboradores. Cada uno cumplía roles específicos, como ejecutores, financistas, campaneros, seguridad y más.

El centro de residencia y planificación de esta organización delictiva se encontraba Quito y Santo Domingo, mientras que sus operaciones se concentraban en las provincias de Santo Domingo de los Tsáchilas, Pichincha, El Oro, Los Ríos, Esmeraldas y Manabí.

El fiscal de la Fedoti 10 de Pichincha, David Bermeo, explicó que el modus operandi consistía en perfilar a sus víctimas e ingresar a sus domicilios con órdenes de allanamiento falsas, utilizando chompas similares a las de Fiscalía y Policía Nacional. Ahí, mediante amenazas de privar de su libertad a las víctimas, sustraían dinero, dispositivos electrónicos y objetos de valor. También las extorsionaban para que les entreguen fuertes cantidades de dinero.

Cinco personas fueron detenidas en delito flagrante. Los otros dieciséis fueron capturados durante un allanamiento a nueve inmuebles en Quito, en donde se recopilaron indicios, como armas de fuego, prendas de uso policial, teléfonos celulares y más.

Los detenidos fueron trasladados hasta la Unidad de Flagrancia para ser puestos a órdenes de autoridad competente y los indicios ingresados al C.A.I.E. de la Policía Judicial, bajo la respectiva cadena de custodia.

Eventos delictivos relacionados:

30 de mayo de 2019: asalto y robo al hotel Kimiag, en el sector de Solanda (sur de Quito). Ingresaron vestidos con uniformes policiales, allanaron el lugar y sustrajeron quinientos dólares de un huésped.

27 de septiembre de 2019: asalto y robo a una finca en el sector de Tonguiche (Atacames), en donde sustrajeron cuatro mil dólares y varios electrodomésticos.

15 de septiembre de 2019: asalto y robo a finca en el sector de Jama, a donde ingresaron vestidos con uniformes policiales y allanaron el lugar. Ahí se logró la aprehensión de integrantes de la organización delictiva y la incautación de chompas policiales, armas de fuego, un vehículo y varios objetos más.