12-09-2019 | 17:53

Subió a un ascensor que se fue al vacío, ahora pide justicia

Hace 3 años, es decir el 5 de septiembre de 2016, en Ibarra, tres ciudadanos cayeron al vacío tras el desperfecto que hubo en el ascensor de una clínica.

Ibarra. “Yo llegué a la clínica por un certificado que necesitaba mi hijo. Fuimos por simplemente por el certificado. Es así que en recepción nos presentaron al doctor que le iba a realizar el examen y pues tomamos el ascensor las tres personas: mi hijo, el médico y yo. Íbamos subiendo y pues al llegar creo era a un tercer piso el médico intentó abrir la puerta del ascensor porque ya habíamos llegado al piso que deseábamos, pero la puerta no se abría y nunca se abrió. En ese momento caímos a plomo”, dijo Ruby P. una mujer que quedo discapacitada a consecuencia del impacto. Ahora exige justicia.

Testimonio. “Existen partes que me acuerdo y partes que no... Me acuerdo por momentos que yo estaba en una camilla y observé a mi hijo que me decía mami no me puedo levantar, luego sentía que mi cuerpo se me iba muriendo, le reitero por momentos no recuerdo lo que sucedió luego del impacto.

Yo permanecí internada en la clínica dos meses, en la misma clínica que sucedió el accidente. Yo estaba fracturada las dos piernas, y mi hijo igual permaneció ingresado en la misma clínica como 15 días, mi hijo igual no podía pararse, igual le enyesaron también”, dice la ciudadana quien se encuentra en su cuatro adaptado justo para que pueda movilizarse, ya que no puede caminar por si sola y si lo hace es apoyándose en algo o con ayuda de alguna persona.

Sigue el relato. “Desde ese entonces todas las cosas han cambiado radicalmente. A mi hijo se le quedó truncada su carrera militar, justo para eso era el certificado que aquel día necesitábamos y fuimos a la clínica en la que tuvimos el accidente.

Cuando yo salí de la clínica supuestamente me decían que me iban a mandar el terapista aquí a mi casa, había incluso el ofrecimiento de una enfermera para que me asistan porque me situación era terrible, pero nada de eso se cumplió todo hemos tenido que costear nosotros.

Ahora tres años después de lo sucedido pido que se haga justicia, es traumático que se haya cambiado mi vida”,

Abogado de la defensa. “Ya se llamó a la audiencia preparatoria de juicio, sin embargo quedó suspendida y continuará el próximo viernes (mañana). Esta siendo procesada la clínica donde se produjo este hecho, como persona jurídica, además está el jefe de mantenimiento de los ascensores y su asistente (un músico). Es importante señalar lo que muestran los peritajes y señalan que esto era un montacarga que fue usado de forma arbitraria para trasladar persona”, dijo el abogado defensor de la víctima Marcos Martínez.

El profesional del derecho aseguró que el delito que se acusa es por lesiones con ciertos agravantes. “Por ejemplo la clínica implicada es un hospital del día, pero que sin embargo a las víctimas les ingresaron allí y les tuvieron allí por 30 días y les someten a cirugías que no tenían acceso”, dijo el abogado.

Textualmente. Según consta en el documento que es parte de un informe realizado por un perito acreditado por el Consejo de la Judicatura, en la parte pertinente se señala textualmente lo siguiente: “El tipo de ascensor que se encontraba instalado en la clínica..., el día del accidente, como muestra el contrato realizado entre las partes: 08/11/2005, donde dice claramente que es diseño e instalación de un ascensor montacamillas, es tipo de ascensor de fabricación artesanal que se utiliza para llevar carga, el cual no es adecuado para llevar personas, como especifica la clasificación de acuerdo a su uso en la norma técnica ecuatoriana CPE 18:2000. Página# 3 numeral 4.1.

Luego del análisis se concluyó que la sujeción del cable de tracción al tambor no era la adecuada, por lo que la seguridad del mismo era deficiente, considerando que por lo menos deberían existir 3 (tres) grilletes y no 1 (una) platina como en el caso del ascenso investigado”, dice textual para del informe del perito.