13-01-2019 | 11:39

Segundo Anrango vive solo y necesita ayuda, su casa se cae

Segundo Bruno Anrango tiene discapacidad auditiva y no puede hablar. Sus vecinos le han prestado la casa donde vive y la infraestructura está por colapsar.

Otavalo. La casa donde vive Segundo Bruno Anrango está a punto de venirse al suelo. Hace doce años una familia de la comunidad Gualaví alto se solidarizó con Segundo Bruno y le prestó una casa de paredes de tierra para que él tenga un techo donde refugiarse.

Discapacitado. Segundo Bruno lleva ese nombre desde 2008. Nadie en el sector sabía como se llama porque el hombre no habla y tiene discapacidad auditiva. Según Víctor Guate-mal, benefactor del ciudadano, recién en ese año fue inscrito en el Registro Civil para que pueda acceder al bono de desarrollo humano y obtenga el carnet de discapacidad. “Mi mamá conocía a la madre de Se-gundo Bruno y sabía que el apellido es Anrango, pero nadie tenía conocimiento del nombre”, dijo Guate-mal.

Vivienda. La casa tiene más de 50 años de construcción. Sus paredes de 60 centímetros de ancho han sido carcomidas por los roedores y esto ha debilitado la infraestructura. Según Guate-mal, “La vivienda tiene un desplome de aproximadamente 30 centímetros”.

Según el benefactor del anciano es urgente construir una ‘media agua’ para Segundo Bruno Anrango.

“Necesitamos materiales para hacerle unos cuartitos porque la casa de un momento a otro puede caerse”, dijo Guatemal quien labora como jornalero y no dispone de recursos para ayudar al adulto mayor.

La vivienda está con grietas