14-06-2019 | 08:31

¿Qué motivó a un joven uniformado a quitarse la vida?

Existe consternación y luto en la familia de la Policía Municipal de Ibarra, uno de los uniformados fue encontrado sin vida, ayer en la mañana.

Ibarra. Ayer nadie, ni sus compañeros de trabajo ni sus familiares querían creer lo que había sucedido a inicios del día.

Un agente de control municipal se había quitado la vida, eso es lo que se escuchaba y se rumoraba en las filas de los uniformados municipales, muchos pensaban o creían que era una falsa alarma, y que su compañero estaba bien; sin embargo era verdad, ya que su compañero, su body y su amigo identificado como Héctor R., había fallecido.

Lo sucedido. Fue su esposa, identificada como Mónica, de 30 años de edad, quien al llegar al domicilio encontró a su esposo de 27 años, suspendido de una viga del techo con una cuerda.

En ese momento con la ayuda de su hijo de 13 años procedió a cortar la cuerda y de inmediato dio aviso de lo sucedido al personal del ECU 9-1-1.

Al llegar el personal de auxilio al sitio de la vivienda ubicada en Antonio Ante confirmó que el ciudadano se encontraba sin signos vitales.

Nadie sabía hasta el cierre de esta edición (16:00) cuáles fueron las causas que obligaron al joven uniformado a tomar la fatal decisión.

El cuerpo fue trasladado inmediatamente a la morgue del Hospital San Vicente de Paúl. Al lugar, ya pasado el medio día, llegaron los familiares y amigos del hoy occiso. Lo recordaban como un joven alegre y que sobretodo se llevaba bien con todos.

Testimonio de su compañero. “Era de mi promoción, entramos el 14 de febrero del 2015 a laborar, es decir ya teníamos como agentes de control alrededor de 4 años”, dijo uno de sus compañeros, ayer a Diario EL NORTE. A él le vi hace un mes cuando todavía estaba trabajando en la oficina, de ahí como ya salí a fila ya no le había visto porque estaba en otro grupo”, dijo uno de sus compañeros.

Otro de los uniformados que también es agente de control municipal dijo: “Yo le ví por última vez hace unas dos semanas en nuestra central. En ese momento creo fue a retirar un documento. No se sabe qué mismo pasó. Se presume que tenía una serie de problemas. Si no me equivoco el era oriundo del Carchi pero estaba viviendo por Atuntaqui”, dijo otro uniformado. Los dos decidieron omitir su identidad.

Entre tanto. Según se conoció en las filas de la Policía Municipal de Ibarra no se había dado un hecho como este. Nunca el ahora fallecido dio a entender que tenía problemas, es por ello que tomó por sorpresa esta fatal decisión.

El exjefe de los agentes de control, el sargento de Policía en servicio pasivo, Marcelo Suárez, dijo que de manera constante se les estaba preparando a los uniformados en el aspecto psicológico, esto con la finalidad de evitar desenlaces como este.

“En realidad los policías municipales sí tienen muchos traumas, y por eso todos los días toca estar incentivándoles, dándoles charlas motivadoras para que salgan adelante” dijo el exjefe de los agentes de control en Ibarra.

Punto de vista. “Nadie sabe los problemas que cada persona tiene, pero creo que es importante que en las instituciones, especialmente relacionadas al tema de seguridad, se capacite al personal y se evalúe su estado, algunos pueden empezar con síntomas de depresión, recordemos que eso es el primer paso hacia la toma de decisiones fatales como ésta”, dijo Andrés Maldonado ciudadano que se enteró de los sucedido mientras se encontraba en las instalaciones del Hospital San Vicente de Paúl.

Los familiares y amigos del hoy fallecido realizaban los trámites correspondientes para retirar el cuerpo del uniformado. Existe luto en los compañeros de la institución municipal.