14-10-2019 | 09:30

Penitenciarios sí tienen reglamento

Por el momento en la cárcel de Ibarra existen dos subinspectores, de allí vienen los agentes de seguridad penitenciaria 1 y 2. Aún no existe el agente 3.

Ibarra. Los 1 500 agentes penitenciarios que ya trabajan en las cárceles del país pasaron al Código Orgánico de las Entidades de Seguridad Ciudadana (Coescop).

El Gobierno tiene planificado el enrolamiento de 500 guías penitenciarios más, que se unirán a los 1 500, para reforzar el control en los 55 centros de rehabilitación y detención provisional del país, así se ha informado desde el Ejecutivo.

Pero... ¿Qué beneficios o en qué afecta a los uniformados del sector penitenciario este código?

¿Disponen de un reglamento para su ejecución o aún hace falta como en bomberos y agentes civiles de tránsito?. Esta interrogante la despejamos a continuación.

El objetivo. Con estas reformas el Cuerpo de Seguridad Penitenciaria inició su profesionalización y pasó a ser parte del Código Orgánico de las Entidades de Seguridad Ciudadana y Público (Coescop). Esto según la norma legal permite que los agentes de seguridad penitenciaria que cuenten con una carrera digna.

Sin embargo se menciona que tras la aplicación del código de Seguridad, los ingresos para los guías penitenciarios disminuyeron. En la normativa se incrementó el salario, pero se dejaron sin efecto las horas extras. Muchos antiguos funcionarios dicen sentirse afectados, porque fueron recategorizados, su sueldo depende ahora de la preparación académica y de los años de experiencia.

Sobre los ascensos. El ascenso de las y los servidores de las entidades previstas en este libro se realizará a través de concurso de méritos y oposición, cuando exista la correspondiente vacante orgánica y previo al cumplimiento de los siguientes requisitos:

1. Encontrarse en funciones.

2. Presentar la declaración patrimonial juramentada.

3. Acreditar el puntaje mínimo en la evaluación de desempeño en el grado que ocupa para ascender al grado siguiente.

4. Haber sido declarado apto para el servicio de acuerdo a la ficha médica, psicológica, académica, física; y, cuando sea necesario, pruebas técnicas de confianza en consideración del perfil de riesgo del grado.

5. Haber aprobado los requisitos de capacitación o formación requeridos para el grado.

6. No haber sido sancionado en dos o más ocasiones por faltas graves en el grado que ostenta.

El procedimiento para la evaluación de estos requisitos se establecerá en el reglamento que para el efecto emita el ente rector nacional de cada materia.