21-09-2019 | 16:22
(I)

Caso Cajigas: ¡Pasa el tiempo y piden justicia!

El 17 de noviembre de 2015 fue la última vez que lo vieron a Francisco Cajigas con vida. Era cerca del mediodía según cuentan familiares y vecinos del hombre.

Ibarra. Según la familia del ciudadano extranjero Francisco Javier Cajigas Botina, el 17 de noviembre de 2015 fue interceptado por varios policías, a pocos pasos de su casa, en la calle Flores y Salinas, en Ibarra.

La detención se dio porque supuestamente Cajigas rompió el espejo de un vehículo estacionado en la calle.

Pasaron los días y el extranjero fue hallado muerto el 30 de noviembre de ese mismo año, cerca de la laguna de Yahuarcocha, tras permanecer desaparecido.

Investigación. Desde entonces se abrieron dos procesos judiciales:

1. Una vez finalizadas las experticias sobre el cuerpo, el 12 de diciembre de 2015, fue entregado a sus familiares embalado herméticamente por la presencia de bacterias peligrosas, el médico legista encargado Ángel N. y el disector, Leonidas F. se negaron a dejar ver el cuerpo.

El 20 de mayo de 2016, por necesitar nuevos elementos dentro de la investigación por la muerte de Francisco Cajigas, se realizó la exhumación del cadáver; sin embargo para sorpresa de los asistentes, incluyendo autoridades de Ecuador y Colombia, el cuerpo no tenía cabeza.

A partir de aquello el 7 de junio del 2017, se inició un proceso penal por el delito de alteración de evidencias y elemento de prueba contra el médico legista del Centro Forense de Esmeraldas Ángel N., y los auxiliares Leonidas F. y Sergio R. Sin embargo los procesados luego de un proceso judicial y hace poco salieron absueltos.

2. Pero también existe otro proceso que a decir de los familiares aún está en marcha y del que piden se haga justicia. Se trata de un proceso judicial sobre la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial en la que estarían siendo investigados elementos policiales, identificados como José S., Mi-guel E., Edwin P., y Jaime A., y Juan Carlos T.

Los familiares tanto de E-cuador, la esposa e hijos, como los familiares que viven en Colombia están exigiendo justicia, no descartan tomar otras medidas con la finalidad de que el caso no quede como ellos dicen en la impunidad.

Otro criterio. El tema también ha generado expectativa para Harold Burbano, coordinador jurídico de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) , este hecho solamente aumenta el dolor de los familiares pues retarda el proceso de búsqueda de verdad y justicia en el caso. ‘Es urgente que el Tribunal resuelva este proceso dijo Burbano , pues una sentencia justa en este caso le dará la fuerza y la confianza necesaria para continuar con la lucha’.

un proceso que ya fue sentenciado