30-12-2019 | 12:14

Mendicidad, una problemática que se prevé erradicar

Según datos del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), un total de 51 personas en estado de mendicidad han sido abordadas en la provincia.

Otavalo. En Otavalo y a nivel nacional es común ver a un menor, adulto mayor o persona con discapacidad pidiendo dinero en las calles.

Esta problemática se ha vuelto más frecuente en las calles del cantón por la presencia de personas extranjeras, específicamente venezolanas.

Por ejemplo, solo en la calle Bolívar unas cinco madres de familia suelen estar con sus hijos pidiendo algo de caridad, muchas veces vendiendo algún dulce. Pero esto no es siempre, se suscita de vez en cuando.

Algunas personas también permanecen sentadas con sus hijos en los exteriores de una entidad bancaria, con la finalidad de que alguien les ayude económicamente.

Estadísticas. Sin embargo, 379 745 menores (de entre 5 y 17 años) no estudian, ya que se dedican a trabajar, según la última encuesta de trabajo infantil.

De ese grupo, el 60,4 % cree que este sacrificio sirve para ayudar en casa.

Mientras que los más pequeños, de 0 a 5 años, son obligados a acompañar a sus padres a laborar o mendigar.

En la época de Navidad y Fin de Año es donde se registra un mayor número de personas pidiendo dinero en las calles, pero para erradicar esta problemática social, desde el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), se han emprendido algunas acciones.

María Gabriela Jaramillo, directora provincial del MIES, explicó que hace u-nas semanas se lanzó una campaña que tiene como objetivo erradicar totalmente la mendicidad en las calles a propósito de estas festividades navideñas y del cierre del año.

“Prácticamente cuando salimos a las calles vemos niños en condiciones de vulnerabilidad pidiendo caridad, el aporte voluntario de los ciudadanos para que nos hagamos presente quizá con alguna moneda”, indicó Jaramillo.

Ciudadanía. Asimismo a-gregó que la campaña no está dirigida precisamente a los padres y madres de familia de los niños expuestos en las calles, sino a toda la ciudadanía en general.

Esto quiere decir que está direccionada para aquellos que no pueden evitar sensibilizarse cuando ven a un niño, adulto mayor o personas con discapacidad en situación de vulnerabilidad.

La directora provincial del MIES añadió también que muchas personas no saben quiénes están detrás de estas escenas.

Sin embargo, aclaró que se ha detectado y determinado que en realidad existen mafias de trata de personas o que tienen intereses económicos.

En la provincia se han conformado brigadas en coordinación con la Goberna-ción de Imbabura, Policía Nacional, Ministerio de Go-bierno, Dinapen, ECU 9-1-1 y Ministerio de Salud, con la finalidad de que este grupo empiece a hacer un a-bordaje.

Jaramillo mencionó que ya se encuentran en el periodo de abordaje desde que lanzaron la campaña. Lo que se busca es determinar si es que existe la presencia de personas en condiciones de mendicidad para el cumplimiento de protocolos.

Cuando se identifica a una persona en este tipo de estado, se activa una alerta para salvaguardar la salud y el bienestar.

Determinación. Jaramillo señaló que han detectado la presencia de adultos mayores en condiciones de mendicidad, en ese momento se hace un abordaje y se analiza con el personal de trabajo social, además se investiga quién es la familia a quienes también se les sensibiliza acerca de las responsabilidades e inclusive penales que tienen estos actos.

La directora del MIES manifestó también que lastimosamente aún existen niños en estas condiciones, aunque se ha hecho un acercamiento con los padres.

Se emprendió además una campaña con una organización que ha colaborado pa-ra realizar procesos de sensibilización en el cantón.