13-07-2019 | 07:53

La “prelibertad”, un tema que tiene criterios divididos

Profesionales del derecho están a favor de esta figura jurídica, otros aseguran que se debe reestructurar ese beneficio que tienen las personas sentenciadas.

Ibarra. El instructivo interno para la aplicación de la prelibertad la define como: “La fase del tratamiento, en la cual la persona privada de libertad ha cumplido con los requisitos y normas del sistema progresivo. Desarrollando su actividad controlada por el régimen fuera del Centro de Rehabilitación Social”.

Hay varios criterios en torno a este tema.

Antecedentes. Entre diciembre del 2018 y abril de este año, el hacinamiento pasó del 38% al 40%. Esta información fue confirmada el pasado 2 de mayo del 2019 por la Dirección de Rehabilitación Social. Este problema se acentúa en Quito, Guayaquil, Ibarra y Latacunga.

Conocedores de temas penales dicen que la prelibertad ayuda a “descongestionar” los hacinamientos en las cárceles.

El abogado. “La figura de prelibertad como tal ya no existe, lo que ahora existe es el régimen abierto y el régimen semiabierto. El semiabierto opera a partir del cumplimiento del 60% de la condena, y el abierto es cuando la persona privada de la libertad ha cumplido con el 85% de la pena, ahi tiene acceso a este beneficio, claro en los dos casos cumpliendo los requisitos que correspondan”, dijo el abogado en libre ejercicio Juan Carlos Salas.

Antecedentes. Pero también las “irregularidades y arbitrariedades” registradas por el Ministerio de Justicia, en el proceso de prelibertad del capitán Telmo Castro, provocaron que el Consejo de la Judicatura decida analizar todos los casos en los que se ha otorgado este beneficio.