06-01-2019 | 10:59
(I)

La frontera norte sigue blindada luego de la muerte de ‘Guacho’

El control de la Policía Nacional en la frontera norte es por aire, agua y tierra. El trabajo se coordina con personal del Ejército Ecuatoriano.

Ibarra. El próximo 27 de enero se cumplirá un año del atentado al destacamento de Policía de San Lorenzo, en Esmeraldas. Ese día se registró una explosión de un ‘coche bomba’ en la cual nadie resultó muerto pero sí dejó daños materiales no solo del cuartel policial sino también de viviendas aledañas a ese comando.

Desde ese momento toda la frontera norte se blindó y los controles en diferentes puntos iniciaron tanto con elementos de la Policía Nacional como del Ejército Ecuatoriano. Sin embargo el hecho que puso aún más en alerta a las cúpulas de ambas fuerzas del orden fue luego de la muerte de Walter Patricio Arízala Vernaza, alias ‘Guacho’, el pasado 21 de diciembre del 2018.

Alerta máxima. Luego de la muerte de ‘Guacho’ y ‘Pitufín’, el frente Oliver Sinisterra de las disidencias de las Farc quedó sin mando, pero no ha desaparecido y su amenaza sigue latente en la frontera.

Juan Jaramillo, Comandante de Policía de la frontera norte, aseguró que la seguridad no ha variado. Siguen atentos a cualquier incidente que se detecte en la frontera de lado ecuatoriano.

“Se mantiene la seguridad pero tenemos nuevas estrategias enfocadas a una posible reacción de esos grupos. Mantenemos en alerta las unidades tácticas. Lo que se ha hecho es que las unidades de inteligencia comiencen a trabajar hacia blancos específicos. Mantenemos los dispositivos en lugares estratégicos como es Lita, también en el ingreso a Mataje en el kilómetro 3.8, en la localidad la Cadena, en Palma Real y Limones. Inclusive por las festividades de Navidad intensificamos el patrullaje”, manifestó el oficial.

Esperan más personal. El trabajo en toda la frontera norte nunca termina.

300 efectivos oficiales de las unidades del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Grupo de Operaciones Especiales (GOE), Grupo Especial Móvil Antinarcóticos (GEMA), Unidad de Mantenimiento y Orden Público (UMO), Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), Aeropolicial, Dirección General de Inteligencia (DGI), más 185 hombres de servicio preventivo normal de San Lorenzo no son suficientes para cubrir todo el cordón fronterizo.

“Considerando el terreno no es suficiente el número de hombres. Hay la posibilidad que podamos elevar a un número de 100 policías. El Estado nos apoyo con vehículos a raíz del atentado y siempre viene de la mano cuando hay más contingente”, dijo Jaramillo.