13-01-2019 | 11:40

Juzgarán crimen de Stalin López

Los familiares han exigido a las autoridades en varias ocasiones que el crimen, en donde dos niños quedaron huérfanos, no quede en la impunidad.

Ibarra. Personal policial fue alertado por el ECU 9-1-1 de que un ciudadano, quien prefirió no dar a conocer sus identidad, aseguró que un carro tipo cabezal se encontraba transportando aparentemente material aurífero. Dicho automotor, cargado de material minero ilegal era conducido por Jefferson V., quién fue obligado a detener su marcha en la carretera y estaba acompañado un hombre identificado como Ángel P.

El vehículo pesado estaba siendo custodiado por otro automotor marca Tucson, manejado por Henry B. y acompañado por Ángel T., según reporta el informe policial. Los cuatro implicados fueron aprehendidos y llevados hasta el Centro de Detención Provisional de Ibarra para ser puestos ante la autoridad competente.

Ibarra. Han pasado casi seis meses en que la familia de Kléver Stalin López Verde-zoto dejó atrás la alegría y paz. Para ellos, el crimen de Stalin es algo por lo que lloran casi a diario y, con plantones, marchas y actividades, no han dejado de luchar para que el asesinato del taxista ibarreño no quede en la impunidad.

Con satisfacción informaron que el miércoles 16 de enero, a partir de las 08:30, iniciará el juzgamiento para los dos sospechosos del crimen, quienes permanecen privados de la libertad en el Centro de Rehabilitación Social de Varones de Ibarra.

Dolor familiar. Stalin era padre de dos hijos y combinada sus estudios trabajando como taxista.

Karina Verdezoto, mencionó que su sobrino era un excelente ser humano, que adoraba a sus dos pequeños hijos y a sus abuelitos.

“El valoraba mucho a su familia y siempre estaba pendiente de nosotros. Stalin era el mayor de los nietos y por eso es nuestra adoración. El siempre ofreció a sus conocidos una amistad sincera, que no fue valorada por quienes le quitaron la vida, ya que siempre estuvo para ellos cuando más necesitaron. Queremos que paguen por la muerte de mi sobrino, que era la alegría de nuestro hogar”, mencionó Karina en medio de lágrimas.

Proceso. Por este crimen se encuentran privados de la libertad los hermanos Álvaro David H. y Franklin Marcelo H., quienes son sospechosos de haber participado en el crimen de López, que falleció producto de una certera puñalada que perforó su corazón, además tenía otras heridas cortantes.

El asesinato ocurrió en la vivienda de los implicados, mientras estaban ingiriendo licor con la víctima, con quién tenían una amistad hace años.

Agentes policiales llegaron al sitio y detuvieron a uno de los implicados junto a su madre, quién sería la persona que limpió el arma con la que se cometió el crimen.

Luego de varias semanas se aprehendió al otro hermano, ya que los dos habrían participado del confuso hecho que cegó para siempre la vida del ibarreño.