01-12-2019 | 14:35
(I)

Justicia indígena castigó a un ciudadano por un robo

Amarrado de las manos, el sujeto fue llevado por las principales calles. Moradores y transeúntes fueron testigos del ajusticiamiento al mediodía de ayer.

Otavalo. Cerca de las 13:00 de ayer, un ciudadano fue aprehendido por la comunidad, luego de que robara un celular a una ciudadana. El hecho se registró en la intersección de las calles Modesto Jaramillo y Qui-roga, centro del cantón O-tavalo.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1 informó a los miembros de la Policía Nacional sobre el hecho y de inmediato el personal del Móvil San Luis 1 se trasladó al sitio. Según el reporte policial, en el lugar tomaron contacto con el secretario del cabildo y un grupo de moradores.

Los dirigentes habían retenido a un ciudadano, identificado como Henry Álva-ro P., de 32 años de edad, que minutos antes, le había robado un celular a una ciudadana que circulaba por el sector. Los moradores fueron testigos del hecho e impidieron que el sujeto huya del lugar con el artefacto sustraído.

Accionar. Una vez neutralizado el sospechoso, los habitantes le quitaron el teléfono robado y le devolvieron a la ciudadana. De forma unánime se resolvió que el caso sería tomado por la justicia indígena, mientras la perjudicada se retiró sin identificarse.

Los comuneros desvistieron al ciudadano, le quitaron el calzado y, atado por las manos, le llevaron por las calles céntricas del cantón, ante la mirada atónita de cientos de transeúntes que han sido testigos de tres procedimientos de este tipo, durante la última semana.

Con agua y ortiga, los dirigentes indígenas castigaron al sujeto, advirtiéndole que no podrá retornar por el sitio y peor, volver a apropiarse de objetos ajenos.

Los miembros policiales fueron testigos del baño purificador.