08-09-2018 | 00:00

Incendio dejó 350 000 dólares en pérdidas

El aserradero El Ceibo terminó calcinado luego de un incendio suscitado a las 02:00 de ayer. Seis personas se encontraban en el interior del lugar.

Ibarra. Carmen Garófalo miraba con desconcierto y dolor como los miembros del Cuerpo de Bomberos de Ibarra entraban y salían de su predio, ubicado en la avenida Mariano Acosta y Agustín Rosales, en el sector del puente peatonal de La Florida, entrada sur de Ibarra.

Hasta cuando se fue a descansar con su familia, en el terreno estaba ubicado un amplio aserradero en el que trabajaban tres personas y era el modo de subsistencia de todos.

A las 02:00 de ayer, toda su prosperidad terminó.

Una fuerte explosión fue la alerta de que algo andaba mal en el lugar y cuando salieron a ver, las llamas abrasaban toda la madera y maquinaria del negocio.

Hechos. “No había un por qué se queme todo. Hicimos un hueco con fierros y combos y salimos con mis hijos y mi mamá que estábamos ahí, mi niña tiene 11 años y mi hijo 5. A lo que salimos estaba un policía y dijo que ya estaban coordinando para que vayan los bomberos. Las pérdidas son de 350 000 dólares, hicimos créditos para comprar la madera, la casa y todo se quemó, lo poco que estábamos sacando se robaron”, dijo la mujer. Con respecto a la investigación de el por qué inició el incendio, la mujer señaló que espera que el caso sea investigado y que existan videos de seguridad.

Denuncia. La perjudicada aseguró que acudió a las autoridades la mañana de ayer.

“Nos presentamos a la Fiscalía, pero dijeron que tiene que estar el parte policial. Nos fuimos a la Policía y dijeron que los señores estaban mal anochados y toca esperar hasta las 16:00. Yo no vi que nadie anotó nada, un policía estaba ahí y se fue diciendo que en San Antonio había un robo”, dijo Carmen.

La perjudicada detalló que no entiende dónde inició el flagelo, ya que no existían conexiones eléctricas en ese sitio.

“En la parte de adelante no había ni luz, ni cables, no trabajábamos con gasolina ni con nada inflamable, no tiene sentido, no sabemos por qué explota la madera. Diosito hizo que nos levantemos, porque sino, nos quemábamos todos. Ahora no queda más que salir adelante y darle gracias a Dios que estamos con vida, tengo que luchar, empezar de cero y sacar adelante a mis hijos”, indicó la perjudicada que afortunadamente, se encontraba con su sobrino y un trabajador, quienes realizaron el hueco en la pared por donde salieron.

Se conoce que el negocio familiar estuvo ubicado durante tres años por el sector del mercado Mayorista y hace dos años estaba en La Florida.

Testigo. Bryan Ramos llegó hace un año del Oriente ecuatoriano para vivir con su tía Carmen. El joven contó que trabajaba con ella, sin embargo su objetivo era profesionalizarse en la ciudad de Ibarra.

“Toda la madera está hecha cenizas, la casa y todos los muebles también, un bombero sacó la camioneta. La gente rumora que un carro se ha parado al frente y ha tirado tres cosas y a la tercera se ha prendido una parrilla delantera”, comentó el joven mientras apagaban aún el fuego y realizaban acciones de sofocación y enfriamiento.

Atención. Fabián López, jefe del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, señaló que a las 02:07 se activó la alarma y 02:13 llegó la primera autobomba.

“En el sitio trabajaron todas las autobombas y los tanqueros que tenemos en el cantón y se sumaron dos unidades de Otavalo y una unidad de Antonio Ante; también trabajó personal de Cotacachi y Urcuquí, hasta que se pudo controlar las llamas”, dijo.

López también manifestó que aproximadamente a las 08:00 de ayer, ya estaba controlado el incendio.

“El personal, una vez extinguidas las llamas, procedieron con la enfriación y luego, la remoción de escombros. Sabemos que se quemó gran cantidad de madera, maquinaria y enseres. Se realizarán indagaciones para emitir un informe”, aseguró el bombero.