30-12-2019 | 12:07

Incendio consumió parte de una casa y dejó dos heridos

Un cortocircuito y la presencia de velas encendidas, sería la aparente causa del flagelo, registrado en un inmueble en el sector de Cahuasquí.

Urcuquí. Un voraz incendio consumió el segundo piso de una vivienda, ubicada en el barrio La Merced, en la parroquia Cahuasquí. Una llamada al Servicio Inte-grado de Seguridad ECU 9-1-1 alertó de lo sucedido a los miembros del Cuerpo de Bomberos de Urcuquí, que de inmediato se trasladaron al sitio para atender la emergencia. Hasta el lugar también arribaron varios miembros de la Policía Nacional, acantonados en el sector.

Cuatro ‘casaca roja’ llegaron al sitio a bordo de un tanquero y un vehículo contra incendios. Moradores del sector y vecinos, así que inició el incendio estructural, ayudaron a la familia a controlar parte del fuego con baldes llenos de agua y mangueras de jardinería. Quienes se encontraban en la vivienda, en medio de llanto y desesperación, fueron testigos de cómo las llamas consumieron todo el segundo piso.

Enseguida los bomberos conocieron que un niño de cinco años y su madre se encontraban heridos, por lo que coordinaron la atención inmediata y sacaron a las dos personas hasta el ingreso a la parroquia, en donde les recibieron los paramédicos del Ministerio de Salud Pública, quienes atendieron a la mujer en el sitio y al menor de edad, trasladaron hasta la ciudad de Ibarra.

Según el informe realizado por el Cuerpo de Bombe-ros de Urcuquí, el infante presentaba quemaduras de segundo grado en el 9% de su rostro y manos y una posible quemadura de vía aérea. Mientras que su madre tenía quemaduras de segundo grado, aproximadamente, en el 5% de su cintura y cuello.

Una vez entregados los heridos a los trabajadores de la salud, los bomberos volvieron al sitio en donde, mediante maniobras de extinción del fuego y enfriamiento con agua, lograron extinguir el flagelo.

La posible causa del incendio sería un cortocircuito y la presencia de velas encendidas dentro del inmueble de dos pisos construido con adobe y cubierta de madera y teja. Se conoció que en dicha vivienda habitan siete personas, entre adultos y menores de edad.

En el mismo informe se detalló que el segundo piso quedó totalmente destruido por el fuego, y se llegaron a perder tres camas, que terminaron calcinadas. Además los vecinos del lugar lograron sacar una cocina, refrigeradora, televisor y varias vestimentas.