04-01-2019 | 12:37

Hay dos detenidos por el cierre de la vía E- 35

Según el artículo 346 del Código Orgánico Integral Penal la paralización de un servicio público es un delito sancionado con 1 a 3 años de cárcel.

Bolívar. Dos personas fueron detenidas ayer en la tarde por el cierre de vía en Piquiucho a causa del malestar de transportistas escolares que reclamaban pagos pendientes por 21 mil 500 dólares.

Delito. Según información de la Gobernación del Car-chi, las dos personas detenidas son dirigentes del transporte escolar y la razón de la detención obedece a la paralización de un servicio público, pese a que horas antes mediante firmas de un documento se acordó no restringir el paso en la Panamericana.

De acuerdo al artículo 346 del Código Orgánico Inte-gral Penal. “La persona que impida, entorpezca o paralice la normal prestación de un servicio público o se resista violentamente al restablecimiento del mismo; o se tome por fuerza un edificio o instalación pública, será sancionada con pena privativa de libertad

de uno a tres años”.

Advertencia. El gobernador del Carchi, Edín Moreno, aseguró que se hará un seguimiento del pago pendiente a los transportistas escolares, pero advirtió que los cierres de vías no se permitirán ya que la ley los prohibe y sanciona a quienes incurran en esta falta.

El cierre de vías en Piquiu-cho el miércoles pasado duró hasta las 20:00 en sentido norte y sur, afectando a centenares de vehículos que transitaban entre las provincias de Carchi e Imbabura. Los cierres en la zona se han vuelto una forma de presión de las comunidades ante algunas problemáticas. La anterior paralización se dio la tercera semana de diciembre cuando un grupo de moradores reclamaban se cumpla con el pago de indemnizaciones pendientes por la ampliación de la Panamericana a más de medio centenar de familias de esta zona.