30-12-2018 | 14:11

Fortalecen estrategias de seguridad en Montúfar

La presencia de extranjeros y el alto consumo de alcohol son factores incidentes para la inseguridad en Montúfar. Las autoridades ya toman acciones.

Tulcán. Según Fernando Herrera, comandante de la Sub zona de Policía Carchi Nº4, en este año, cuatro muertes violentas de las ocho que hubo en la provincia ocurrieron en el cantón Montúfar y otra sigue en investigación.

Charlas preventivas. El tema alerta a las autoridades para fortalecer las estrategias de prevención en esta jurisdicción y evitar que incidentes delictivos sigan presentándose en el cantón. Rocío Vaca, jefa política del cantón Montúfar señaló que ya se han efectuado reuniones con los moradores de sectores como el barrio Los Ciprés y la parroquia La Paz para alertar sobre medidas preventivas e iniciativas policiales como Escuela Segura y Barrio Seguro. Para la funcionaria, el análisis de la seguridad en el cantón tiene varias aristas pero considera que hay dos fundamentales que están incidiendo en estos hechos: la presencia de extranjeros y el alto consumo de alcohol. En el primer punto explica que si bien no se trata de generalizar, hay casos excepcionales donde la presencia de extranjeros inciden en situaciones de inseguridad. Alertó por ejemplo que antes de arrendar inmuebles las personas verifiquen los antecedentes de quienes llegan. Hizo un llamado a la conciencia de la ciudadanía para evitar el consumo de alcohol de manera desproporcionada ya que esto se liga directamente a accidentes de tránsito, riñas, violencia intrafamiliar, accidentes que terminan en muerte.

Policía y comunidad. La representante aseguró que ya hay una planificación para visitar distintos sectores del cantón con charlas preventivas, además de fortalecer la presencia policial. “Lo que pasó debería unir a la población y a las autoridades para fortalecer la seguridad y no descuidar el lado turístico que el cantón intenta explotar”.

Según el comandante de Policía del Carchi en la provincia cada fin de semana se retiran de los espacios públicos cerca de 400 libadores y la cifra aumenta los feriados.